Científicos de la Western Ontario University están trazando los orígenes de los dos objetos de procedencia interestelar que han sido detectados en nuestros sistema planetario desde 2017.

Paul Wiegert y Tim Hallatt comenzaron el proyecto investigando a nuestro primer invitado interestelar ‘Oumuamua y determinaron que debido a su velocidad relativamente baja con respecto a nuestra galaxia, en realidad podría ser bastante joven, astronómicamente hablando.

“Joven aquí significa menos de 100 millones de años. No es joven en términos humanos, pero esto es poco tiempo en comparación con la edad de nuestra galaxia, que se estima que es 100 veces mayor, hasta los 10.000 millones de años”, dice Hallatt en un comunicado. Para su investigación, produjeron una simulación de aproximación difundida en vídeo.

2I / Borisov se convirtió en parte del estudio después de su aparición inesperada este verano, aunque es probable que sea mucho más antiguo que ‘Oumuamua, por lo que es mucho más difícil de rastrear. Igualmente, un vídeo con la simulación del viaje de Borisov hacia nuestro sistema está disponible.

Aunque los movimientos en curso de las estrellas de nuestra galaxia hasta ahora han hecho imposible determinar el punto de origen preciso de ‘Oumuamua, Hallatt y Wiegert pudieron calcular que el origen debería estar dentro de nuestro vecindario galáctico local y relativamente fácil de estudiar telescópicamente.

“Ser capaz de estudiar el sistema de origen de tales viajeros proporcionaría una gran cantidad de pistas”, dice Wiegert, profesor del Departamento de Física y Astronomía de Western. “Aunque su origen sigue siendo difícil de alcanzar, estamos atrayendo gradualmente la red. Es solo cuestión de tiempo antes de que estos viajeros revelen su secreto”.

/psg