«Tenemos que construir una nueva fuerza que nos permita transformar Chile. Vamos a organizar el territorio, vamos a constituir el poder constituyente originario y vamos a cambiar Chile». Con esta arenga el alcalde de Valparaíso Jorge Sharp (Convergencia Social) terminó un discurso en una asamblea, el pasado 31 de octubre, frente al «Plenario de la Tercera Asamblea Ciudadana» en el Liceo 2 de la ciudad porteña junto a vecinos y comunidades del sector.

En la instancia, registrada en video, se puede apreciar la estrategia del Frente Amplio: presionar con la calle a la realización de una asamblea constituyente. En su discurso, Sharp llama a desplegarse «con todo al territorio para poder seguir tirando el carro para hacer que todos los cabildos, todas las asambleas, todas las mesas, vayan dibujando esto que todavía es difuso, pero que está tomando fuerza que es articular, crear y constituir el poder constituyente de los territorios».

“Que no nos vengan a decir que tenemos que respetar la Constitución que está hoy día vigente, que es la Constitución de Pinochet, que no es legítima (…). Y aquellos que hoy día fueron a hablar con Piñera, presidentes de la Concertación, fueron ministros, y legitimaron esa Constitución, no nos olvidemos de eso», dice Jorge Sharp frente a una asamblea organizada en Valparaíso hace unos días”.

En la ocasión llama a juntarse de nuevo «no antes de una semana». Y explica el por qué: «Que tengamos una semana de hartas actividades, va a haber hartas protestas, va a haber hartas marchas, va a haber hartas asambleas, va a haber hartos cabildos, y que no antes de una semana nos volvamos a juntar en la misma dinámica que construimos ahora, para poder analizar lo que el territorio definió, que es lo que el territorio nos devuelve y quizás en esa asamblea ver si tenemos condiciones, si podemos avanzar hacia el cabildo constituyente comunal y la fijación del plebiscito comunal».

En el video de la reunión se ve cómo Sharp explica los pasos a seguir: «Presionar a otras comunas y a otras regiones y a nivel nacional para que, no en un año más sino lo antes posible, podamos tener el plebiscito que nos abra la posibilidad de que el pueblo de Chile, a través de una asamblea constituyente, cambie radicalmente este país«.

El alcalde, en el mismo tono que ha mostrado el diputado Gabriel Boric de su mismo partido, cuestiona a las colectividades de oposición que han dialogado con La Moneda. «Que no nos vengan a decir que tenemos que respetar la Constitución que está hoy día vigente, que es la Constitución de Pinochet, que no es legítima y no han tenido por más de 30 años voluntad política para poder cambiarla. Y aquellos que hoy día fueron a hablar con Piñera, presidentes de la Concertación, fueron ministros, y legitimaron esa Constitución, no nos olvidemos de eso».

Sus palabras van de la mano con un documento que la alcaldía que dirige ha socializado en los últimos días: «Gobiernos locales como herramientas para avanzar en el poder constituyente, desde los territorios». El texto tiene un capítulo sobre la Asamblea Constituyente, donde se lee: «Para avanzar en la construcción de un nuevo Chile, requerimos diversos procesos que se han multiplicado en cada territorio como las movilizaciones, los diálogos, los cabildos, las actividades comunitarias, encuentros culturales, entre otros. Este poder social y político que debe continuar levantando las aspiraciones y transformándolas en propuestas de un nuevo orden social, requiere producir también las condiciones institucionales y jurídicas para su instalación».

En el texto de la alcaldía de Sharp se habla de «levantar el poder constituyente y refundacional desde los territorios y los gobiernos locales deben jugar un papel apoyando a la comunidad en su esfuerzo de generación de demandas y propuestas, buscando se valide la propuesta de que la nueva constitución emane de un poder constituyente originario a partir de las discusiones y propuestas de los territorios y representantes electos para tal fin».

En esta misma lógica se explica la reciente iniciativa del edil: instalar una Escuela Popular Constituyente. El alcalde, hace un par de días la definió como «espacio de reflexión y formación» para los ciudadanos que se interesen en participar en el proceso constituyente.

Detrás de este proyecto construido por el edil de Valparaíso, aparece la figura de Rodrigo Ruiz, antropólogo y hermano de Carlos Ruiz -considerado «el padre» del Frente Amplio- y cercano a Sharp. “El proceso constituyente ya partió. Una amplia mayoría de nuestra sociedad así lo pide. Necesitamos que sea un momento democrático y participativo, necesitamos que sea la gente común, nuestro pueblo, el que asuma el protagonismo», explicó Ruiz cuando se dio a conocer la iniciativa.

Ministro Blumel: «El mejor camino, la mejor fórmula, es trabajar sobre la base de un congreso constituyente»

Mientras el Frente Amplio difunde esta postura «refundacional», tanto el gobierno como un sector de la ex Concertación impulsan una vía institucional para llevar a cabo cambios constitucionales.

“Creemos que el mejor camino es trabajar sobre la base de un congreso constituyente que cuente con amplia participación de la ciudadanía y en segundo lugar, que pueda tener un plebiscito ratificatorio después», señaló anoche el ministro Blumel”.

En el caso del Ejecutivo anoche, tras una reunión en la casa del Presidente Sebastián Piñera con representantes de Chile Vamos, se acordó un camino hacia una nueva Carta Magna. Al término del encuentro, el ministro del Interior, Gonzalo Blumel, señaló. «Hemos acordado iniciar el camino, el proceso para avanzar hacia una nueva Constitución». Y agregó: «Entendemos que este es un trabajo que lo tenemos que hacer pensando siempre en el país y sobre todo sobre la base de poder ir reconfigurando el pacto social, que en el último tiempo hemos visto que ha sido una demanda fundamental de la ciudadanía».

Sobre el mecanismo, Blumel apuntó: «Creemos que el mejor camino es trabajar sobre la base de un congreso constituyente que cuente con amplia participación de la ciudadanía y en segundo lugar, que pueda tener un plebiscito ratificatorio después».

Ya en la mañana, el jefe de gabinete había abordado el tema en el programa «Mesa Central» de T13: “Tenemos que crear un mecanismo que permita introducir cambios profundos que puedan incluso derivar en una nueva Constitución”. En esa línea, Blumel agregó que «estamos disponibles a ir un paso más allá. Vamos a sumarnos activamente al debate constitucional (…) como Gobierno tomamos la decisión de impulsar el debate constitucional, vamos a impulsar una mecanismo de cambio constitucional».

¿Cómo debería ser este mecanismo? De acuerdo al secretario de Estado, este debe ser «institucional, democrático y deliberativo. Nosotros creemos que un Congreso constituyente es una muy buena opción, también está la opción de una convención constituyente». Y agregó que el segundo criterio «tiene que ser un proceso participativo, a lo menos un plebiscito ratificatorio (…) que el texto que surja del Congreso constituyente sea validado por todos», el que además cuente con plazos y un cronograma establecido.

En el mismo sentido, también en T13, el senador Ricardo Lagos Weber (PPD), afirmó que «el tema no es si va a haber una nueva Constitución, sino que cómo vamos a hacer esa nueva Constitución», apuntando a que el proceso tiene que ser dentro del marco de la institucionalidad.

El senador Andrés Allamand (RN) se refirió a las palabras del ministro, las que le parecen «realistas». Y dijo: «El país va a avanzar efectivamente hacia una nueva Constitución (…) lo importante es que hay un camino institucional para hacerlo. El Congreso tiene toda la legitimidad y todas las facultades para dar ese paso que requiere de un acuerdo muy significativo». Y agregó que en esta materia «se debe trabajar responsablemente e institucionalmente».

Por Sebastián Edwards para ellibero.cl

/psg