El presidente de la Cámara de Diputados, Iván Flores (DC), valoró la disposición del Gobierno a discutir los caminos para llegar a una nueva Constitución, lo cual evidenció un cambio respecto a lo que el Ejecutivo pensaba hasta antes del inicio de la crisis social.

En entrevista con EmolTV, el titular de la corporación comentó que “si bien es cierto que el Gobierno ha reaccionado, tarde, es un tremendo paso, porque ya no es solo el Congreso el que ya lleva trabajando dos semanas en el proceso para una nueva Constitución”.

A juicio de Flores, el anuncio de La Moneda “con claridad, era algo que estábamos esperando desde hace varias semanas”.

“Ahora, las respuestas han venido un poco a empujones, forzadas y eso hace que la ciudadanía siga avanzando en sus expectativas y cuando llegan las respuestas ya quedan chicas. Eso es lo que creo que ha estado pasando con las respuestas respecto de la nueva Constitución”, añadió.

No obstante, recalcó que “más vale tarde que nunca, sin ninguna duda, yo creo que estamos dando un gran paso”.

En cuanto a la opciones que planteó ayer el ministro del Interior, Gonzalo Blumel, para modificar la Carta Magna, entre las cuales habló de la opción de crear un congreso constituyente en vez de una asamblea, Flores indicó que aún falta diálogo para acordar la fórmula.

“El Gobierno tiene la legítima posibilidad de casarse con un sistema. Me imagino que cuando dicen ‘congreso constituyente’ es porque quieren hacerlo por la vía institucional, y eso va a requerir una conversación con el Congreso y eso no ha ocurrido”, sostuvo.

En esa línea, recordó que “por otro lado está el proyecto, que más que un proyecto fueron meses de trabajo y mucha plata la que se invirtió en el gobierno de Bachelet donde se inició un proceso de consulta ciudadana y todo un proceso constituyente”.

“En términos generales sirve, es un insumo que está ahí y lo que se planteó fue una convención constituyente, que es mitad congreso, mitad ciudadanía elegida democráticamente”, subrayó.

/psg