Claudio Bravo no vivió una buena semana en Manchester City. El arquero tuvo complicados momentos en su reaparición en el arco del equipo de Pep Guardiola, todo esto, en la previa de la fecha FIFA donde se sumará a los trabajos de la selección chilena. 

Todo comenzó el día miércoles cuando disputó su primer partido en la Champions League. Bravo entró en reemplazado del brasileño Ederson quien se lesionó ante Atalanta.

El ex capitán de la Roja ingresó comenzando el segundo tiempo y a los cuatro minutos de estar en cancha recibió un gol. Por si fuera poco, en el mismo compromiso ante los italianos, fue expulsado a los 81′. Un debur negro para el nacional en el torneo de clubes más importante de Europa.

Pese a eso, el técnico catalán siguió confiando en Bravo ante la lesión de Ederson y fue titular en el clave duelo ante Liverpool en la Premier League.

Pero nuevamente, el portero chileno no estuvo a la altura. Esto, porque los “Citizens” perdieron por 3-1 y la prensa inglesa no tuvo buenos comentarios para el desempeño del formado en Colo Colo.

Una semana totalmente negativa para Bravo quien buscará volver a encontrar su nivel en la Roja y a la vez, convencer al entrenador Reinaldo Rueda que debe ser titular en desmedro de Gabriel Arias. 

/Eduardo Méndez Garín