Luego de que el Presidente de EE.UU., Donald Trump, celebrara la salida de Evo Morales como jefe de Estado de Bolivia, el Mandatario electo de Argentina, Alberto Fernández, salió al paso y criticó al líder norteamericano y aseguró que este país “retrocedió décadas” al avalar “intervenciones militares”.

“Ayer, EE.UU. retrocedió décadas, volvió a las peores décadas, a los años 70, avalando intervenciones militares contra gobiernos populares, elegidos democráticamente”, dijo Fernández a Radio 10.

Asimismo, el líder trasandino calificó de “malo” para la región lo acontecido en Bolivia, y señaló que “no hay ningún ejército victorioso como ha planteado el Gobierno americano”. El futuro Mandatario argentino señaló que estuvo en contacto con funcionarios del Departamento de Estado de EE.UU. y “les hice saber que fue muy poco feliz el comunicado”.

“Quiero tener la mejor relación con Estados Unidos, y eso supone poder decirnos las cosas francamente. Lo que ha pasado no está bien. Ha sido lisa y llanamente un golpe de Estado. No se pude disfrazar de otra cosa”, dijo.

Según el Presidente electo argentino, el Ejército “dejó de obedecer a sus mandos naturales y se puso en contra” de Morales e insistió que los hechos se produjeron “después de que Evo volviera a llamar a elecciones. Aún así hicieron lo que hicieron”.

Fernández llamó a Bolivia para que “recupere rápidamente la democracia” y que se realicen “elecciones transparentes, sin proscripciones”.

En la jornada del lunes, Trump aseguró que la renuncia de Morales lanzaba “una fuerte señal a los regímenes ilegítimos en Venezuela y Nicaragua de que la democracia y la voluntad del pueblo siempre prevalecerán”.

Además, el Mandatario norteamericano elogió a los militares que sugirieron la salida del boliviano, y consideró que con su marcha “se preserva la democracia”.

/psg