Los últimos acontecimientos provocaron un cambio sustantivo en el proyecto de Presupuestos para 2020, no sólo en los destinos de los recursos, sino que también el Ejecutivo debió elevar su necesidad de financiamiento para el próximo año en US$2.430 millones.

Comisión Mixta finalizó la revisión del articulado de la ley, al cual el Ejecutivo introdujo algunas indicaciones para dar cuenta del cambio en los montos. “Como habrá una disminución de los ingresos tributarios de $1,6 billones (millones de millones), nos aumentará el déficit y eso se cuadrará con una mayor venta de activos financieros y un mayor endeudamiento. Esa será la cuadratura de la caja” indicó el director de Presupuestos, Rodrigo Cerda, quien además informó que procederá a una reducción del 5% en todos los ministerios en el subtítulo 22 de bienes y servicios.

Entonces, el gobierno solicitó ampliar la autorización de endeudamiento de los US$8.000 millones solicitados a US$9.000 millones; y además adelantó que hará uso del Fondo de Estabilización Económica y Social (Fees). “El endeudamiento se aumentará en $690 mil millones, prácticamente US$1.000 millones y, al mismo tiempo, dado que los ingresos caen más de lo que se está aumentando el endeudamiento, procederemos a la venta de activos financieros por $987 mil millones, haciendo venta sobre todo del Fees, por unos US$1.430 millones”, explicó la autoridad. Asimismo, se aprobó una glosa que obliga al Ministerio de Hacienda a informar sobre el uso del Fees.

Además, ayer por la tarde, Hacienda informó que para el presente año se retirarán US$1.000 millones adicionales del Fees en los próximos días, los cuales serán liquidados de acuerdo a las necesidades de caja en pesos del Fisco.

Deudores CAE

Después de una semana de conversaciones entre la oposición y el gobierno, la noche del lunes hubo humo blanco y se firmó un acuerdo de entendimiento con 18 puntos, al cual no se sumaron ni el PC ni el Frente Amplio. Este protocolo incorpora varios tópicos relacionados con incrementar la inversión pública y más beneficios sociales, entre los cuales destacan una suerte de perdonazo a los deudores morosos del Crédito con Aval del Estado o CAE y en un subsidio a las tarifas de transporte de algunos adultos mayores. También se procedió a incorporar en este proyecto el incremento de 20% en las pensiones básicas y el aporte solidario, sacando así este tópico de la iniciativa original, con tal de que se materialice el 1 de enero de 2020.

La indicación para el CAE destina $12.763 millones para condonar multas e intereses y postergar las cuotas morosas, quedando al día para proseguir con el pago. Además, las personas podrán adherir al último CAE cuya tasa de interés es de 2%, pues, como morosos, no pudieron cambiarse y se mantenían en el sistema antiguo con tasa de 6%. “Nuestra estimación es que de 230 mil deudores, 140 mil bajarían sus tasas de 6% a 2%, por eso este mayor gasto” manifestó Cerda.

De acuerdo con datos de la Biblioteca del Congreso, el total de deuda CAE es de US$7.883 millones, equivalente a 2,84% del PIB. De estos, los estudiantes en mora acumulan un saldo de US$1.145 millones (0,41% del PIB), que representan el 34,43% de la deuda de los usuarios en período de pago.

Por otro lado, los estudiantes en etapa de pago acumulan un saldo de deuda de US$3.325 millones (1,2% del PIB), lo que representa un 42,17% del total de la deuda. En promedio cada uno debe $5.710.133.

Tarifas

Otro tema que no contó con el respaldo cerrado de la oposición fue el acuerdo para reducir en 20% las tarifas de los adultos mayores pertenecientes al 60% más vulnerable, en todo el país. Esta medida será financiada a través del Fondo de Apoyo Regional (FAR) y por un suplemento adicional de US$50 millones.

“Les estamos haciendo pagar el 80% del pasaje, ¡francamente es demasiado pequeña la señal!”, indicó el diputado Pepe Auth. “Esta solución podría profundizar el malestar porque cuando es tan parcial, tan mínima, puede ser percibida como una burla”, recalcó el diputado Manuel Monsalve (PS).

/psg