“Este es el momento de ceder, ceder no es perder”. Con estas palabras el presidente del Senado, Jaime Quintana (PPD), se refirió a las frenéticas conversaciones de los partidos políticos para llegar a un gran acuerdo para establecer un mecanismo que termine en una nueva Constitución.

La redacción de una Carta Magna que reemplace la de 1980 es una de las demandas de la ciudadanía que se ha manifestado en todo el país.

“Hoy hay una oportunidad para la política que surge tras esta crisis y tras esta pequeña apertura de los distintos sectores, pero este es el momento de ceder; ceder no es perder”, subrayó el parlamentario.

La oposición ha levantado la opción de una Asamblea Constituyente que, con las intensas conversaciones que se desarrollaron ayer en el Congreso y que continuarán durante esta jornada, se abrió a un mecanismo intermedio, cual es la Convención Constituyente. Se trata de fórmula mixta entre la AC y el Congreso Constituyente.

¿Cómo se construye? Es parte del debate de los congresistas. Pero se habla de que el 80% sean delegados ciudadanos y el 20%, parlamentarios; ambos elegidos por voto universal.

Si bien el senador Quintana reiteró su predilección por un plebiscito de entrada, una asamblea constituyente y un plebiscito de salida, expresó: “Sé que eso no es posible hoy y, por lo tanto, tengo el deber de atenuar mi mirada, mi pensamiento, pero eso lo tenemos que hacer todos”.

“La intransigencia no nos va a conducir a ninguna parte”, manifestó el presidente del Senado a la emisora respecto de las conversaciones para buscar una salida a la crisis que se apresta a cumplir un mes.

/psg