Durante la tarde de este jueves, el ministro de Salud, Jaime Mañalich, decretó alerta sanitaria en seis regiones y en las provincias Concepción y Llanquihue, debido a un aumento en las atenciones de consulta por traumas y el riesgo asociado al manejo de basura debido al paro de recolectores.

Así, Tarapacá, Antofagasta, Valparaíso, Maule, La Araucanía y Metropolitana se encontrarán bajo esta medida, estipulada en el Código Sanitario, que permite al Minsal optimizar esfuerzos para responder a una eventual situación de riesgo de salud para la población, hasta el 1 de diciembre.

Según explicó, la medida obedece al aumento de las consultas por trauma (aproximadamente 10 mil), un incremento de las necesidades de salud mental, el riesgo sanitario asociado a los problemas de manejo de desperdicios y basuras en un número importante de comunas, la necesidad de fortalecer los mecanismos de entrega de medicamentos para enfermedades crónicas, en las que el riesgo de discontinuidad implica graves consecuencias, tales como VIH, diabetes, hipertensión, esquizofrenia y otras enfermedades AUGE.

El ministro informó que, en este momento, se está viviendo un aumento explosivo en la demanda de servicios de urgencia, por lo que “necesitamos abrir más pabellones, necesitamos comprar directamente insumos como anestésicos, materiales de sutura y todos los elementos que se usan tanto en la atención de urgencia como en los pabellones”.

Además, mencionó que se necesita más personal, por lo que contratará a ex funcionarios del sistema público de salud, dejando de lado la cláusula que les prohíbe ser recontratados por el sector por al menos cinco años.

Además, señaló que la tramitación de las licencias médicas se había visto afectada por la quema de computadores y oficinas de la Compin, por lo que se requiere “dotar de más compines móviles y más personal para tener esta respuesta que la ciudadanía necesita”.

“Nos hemos comprometido con la ciudadanía a tener un plazo de tramitación máxima en las licencias medicas de 45 días”, afirmó la autoridad.

También, mencionó que se van a aumentar los controles sobre las fuentes de agua potable y los sistemas de alcantarillado. Es así como el decreto, según el ministro, permite usar de “una forma más adecuada” los recursos de salud, aumentar estos y redestinarlos donde exista mayor necesidad.

Consultas por trauma ocular

Asimismo, el ministro se refirió al aumento de las consultas por trauma ocular: “Hemos tenido más de 200 atenciones sobre el promedio. Necesitamos un plan ejecutado por el Gobierno para que, más allá de las canastas habituales, estén disponibles todas las cirugías, lentes intraoculares y prótesis orbitales”, afirmó.

“Todo lo que se necesite para responder a este aumento de la necesidad”, agregó.

Paro de recolectores de basura

Sobre el paro de los funcionarios de la recolección de basura, Mañalich afirmó que “es un tremendo impacto de riesgo para la salud pública y esta alerta sanitaria se hace cargo también de esa situación”.

“El Ministerio de Salud y la Seremi pueden disponer de recursos y mecanismos extraordinarios para facilitar la extracción de la basura de altísimo riesgo para la población por moscas, parásitos y olores”, aseveró.

Sobre lo anterior, la autoridad aseguró que con la alerta sanitaria se puede otorgar financiamiento para contratar servicios adicionales como los serían camiones para el retiro de desechos.

/psg