Las bencinas completaron cuatro semanas sin movimiento de precios. Y si bien el Mecanismos de Estabilización de Precios de los Combustibles (MEPCO) busca suavizar el traspaso de precios internacionales a los locales, pero nunca congelarlo. Ante esa situación anómala, el ministro de Hacienda, Ignacio Briones, salió a aclarar los hechos.

El ministro de Hacienda, Ignacio Briones, señaló hoy que instruyo a Enap a no traspasar los precios internacionales el “voy a ser transparente. Hace dos semanas le pedimos de manera excepcional a Enap que no traspase a precios locales, el costo de importación de bencinas dada la situación de emergencia. Esta es una situación excepcional por todos los hechos que hemos visto”. El secretario de Estado si bien no entregó detalles del costo fiscal que esa medida significa, sí aclaró que es “acotado”, pero “no se pueden mantener en el tiempo”.

Por esta razón, Briones anticipó que la próxima semana volverá a operar el Mepco, por ello señaló que debido al alza que ha mostrado el dólar, es probable que los precios de los combustibles registren un aumento. “Quiere ser transparente: habrá alza de precios de combustibles es imposible no sea así”.

El jefe de la billetera fiscal aseveró que “el Mepco genera un suavizamiento del alza de precios y es importante que los chilenos tengamos conciencia de aquello. Habrá alzas en los precios es imposible que no lo haya”.

¿Cómo funciona el Mepco?

El objetivo de este sistema es suavizar alzas y bajas abruptas que puedan registrar los precios para la gasolina y el diésel y, por ello, a través de un impuesto variable, el fisco hace que las fluctuaciones no sean superiores a $5,8 por litro por semana. Así, cuando el precio va al alza el mecanismo establece subsidios (impuestos) directos, mientras que cuando va a la baja se sube el impuesto variable para estabilizar el movimiento.

La determinación del componente variable del impuesto específico a los combustibles es responsabilidad del Ministerio de Hacienda, en base a información proveniente de la Empresa Nacional del Petróleo (ENAP) y de la Comisión Nacional de Energía (CNE).

Para abastecer el mercado local, las empresas distribuidoras chilenas importan el 98% del petróleo crudo refinado que se consume dentro del país; por ello, los principales determinantes de los precios internos vienen dados por los mercados internacionales. Entre estas variables destaca el tipo de cambio nominal y el precio del petróleo crudo WTI, el cual es la principal referencia para el mercado local.

/psg