Esta tarde, los presidentes de clubes, capitanes, directores técnicos y árbitros se reunieron en la ANFP en un hecho histórico e inédito con un motivo: llamar a que el fútbol no será utilizado para tapar el movimiento social sino que se debe echar a andar para reactivar fuentes laborales y cumplir con compromisos pactados.

Tras esto, Aníbal Mosa, presidente de Blanco y Ngro, comentó que “como decía el presidente Moreno se ha sentado un precedente importante en cuanto a la unión. Somos una actividad de muchos años en el país, donde se ha sido un catalizador para cosas buenas y no tan buenas. Creíamos oportuno unirnos, estaban los jugadores, técnicos y árbitros”.

“Estamos con la ciudadanía, apoyamos los movimientos pacíficos, pero eso no quita que nos tengamos que ocupar de esta actividad que mueve más de 100 mil personas. Todos los trabajos han ido tomando su nivel de a poco y el fútbol es el único ciento por ciento parado. No sólo deben estar al día los jugadores, hay mucha gente que los hinchas no ven que hacen posible esta actividad”, profundizó.

Sobre la vuelta de la actividad, dijo que “no sé si es la última oportunidad o no, pero tenemos que estar listos para cuando nos levanten la bandera y nos digan que están las condiciones de seguridad. Hemos hecho énfasis que queremos volver a la actividad, pero pedimos una condición de seguridad para jugadores, hinchas y trabajadores”.

Para cerrar, el timonel de la concesionaria a cargo de Colo Colo dijo que “no hemos conversado sacar el fútbol fuera de Chile. Tenemos que hacer los esfuerzos para terminar el Campeonato. Ojalá se pueda terminar en nuestros estadios y con público. Hay algunas conversaciones con la ANFP donde se están viendo planes de contingencia, pero nos gustaría que esta planificación se pueda dar. Ya veremos cómo van ocurriendo las situaciones y qué nos dice la autoridad”.

Por su parte, José Luis Navarrete, en representación de Azul Azul y Universidad de Chile, dijo que “quiero alinearme con las palabra de Aníbal Mosa y el presidente Sebastián Moreno. Destacar este hecho histórico para sacar adelante nuestra actividad. El fútbol convoca más de 100 mil personas que trabajan y debemos ser generosos y solidarios para tratar de volver a nuestro trabajo sin excluir las demandas sociales que exige la sociedad civil. Queremos colaborar desde nuestra vereda”.

“Hoy lo importante es que la gente pueda llevar el alimento a su casa. El tema económico de los clubes queda un poco de lado. Se necesita de la generosidad de todas las áreas. Nuestros jugadores no están excluidos de las demandas sociales, no están ajenos. Sería fácil decir que se termine el campeonato, pero esperamos demostrar en cancha lo valiosos que somos”, abundó.

Finalmente, intervino Juan Tagle, de Cruzados SADP y Universidad Católica. “Hay muchas iniciativas, se está buscando mayor equidad dentro del mismo fútbol y este hecho histórico ayuda a eso. Fue el inicio de muchas iniciativas. El fútbol en ningún caso es para distraer o tapar demandas sociales. Por el contrario, es un canal de expresión. No lo mantengamos como la única actividad detenida en el país, démosle espacio para que la gente disfrute y se pueda manifestar”, remató.