El gobierno interino de Bolivia anunció este jueves que instaló una “mesa de negociación” con dirigentes del partido del ex presidente Evo Morales con el fin de reducir las tensiones, en medio de protestas que se han extendido durante casi un mes.

Estamos en una mesa de diálogo, creemos que es posible pacificar el país”, indicó el ministro de la Presidencia, Jerjes Justiniano.

En el diálogo participan, de acuerdo con el funcionario, delegados de la presidenta interina Jeanine Áñez y congresistas del Movimiento Al Socialismo (MAS), el partido de Morales, en particular la senadora Adriana Salvatierra, ex titular de la cámara alta, y la diputada Betty Yañíquez.

Justiniano dijo que las negociaciones están en un receso para estudiar las “condiciones” puestas por el MAS para establecer un acuerdo.

/gap