El subsecretario del Trabajo, Fernando Arab, informó esta tarde que los trabajadores de tres federaciones gremiales de la basura no paralizarán este viernes, pero que se seguirá conversando durante la jornada con ellos y con representantes de las empresas sanitarias para lograr encontrar una solución al conflicto que mantiene desde el miércoles paralizado el servicio de recolección de residuos domiciliarios.

Tras reunirse por más de cuatro horas con representantes gremiales, Arab sostuvo que “acercamos bastante las posiciones de lo que ellos han pedido, no hay paralización el día de mañana y nos vamos a reunir mañana a las 10 de la mañana para intentar cerrar algunos de los puntos que quedaron pendientes”. “Del petitorio que ellos hicieron de cinco o seis puntos -que incluía el derecho a tener baño y un lugar donde comer-, prácticamente tenemos ya claridad y conformidad en los puntos restantes”, agregó.

El punto que falta por dilucidar es una compensación que piden los basureros por la recarga laboral que pueden tener durante estos días, tras el fin del paro. Es por esto que los trabajadores solicitaron la presencia de representantes de las sanitarias para cuando se reanuden las conversaciones.

“Las empresas han mostrado muy buena disposición de concurrir mañana para explorar alternativas”, indicó, al respecto, el subsecretario Arab. “Esperamos en el día de mañana cerrar el acuerdo con los trabajadores”, añadió.

Pero existe un cuarto grupo gremial que está más radicalizado y que está impidiendo el acceso a los rellenos sanitarios. “Ese es un grupo más reducido, que está en conversación con la intendencia regional (…) Nosotros les dimos a los trabajadores con los que nos reunimos hoy la tranquilidad de que los vertederos van a ser abiertos y también se les va a dar la seguridad para que puedan trabajar”, sostuvo la autoridad.

Por su parte, Miguel Sánchez, presidente de la Federación Nacional de Trabajadores Recolectores y Aseo de Chile, afirmó que aunque se depuso el paro para este viernes, “seguimos movilizados”

Al respecto, destacó que, como gremio, “no fuimos los responsables de esta movilización, porque nosotros no podemos hacer nuestro trabajo, porque las autoridades no han despejado los accesos (…). Hoy en día hay una coyuntura muy complicada y nosotros no queremos seguir complicando esto (..), pero hay demandas legítimas de ciertos compañeros y eso nos preocupa demasiado”.

“Es otra federación la que cerró los rellenos. Seguramente ellos tienen su propia motivación y eso nos ha llevado a que nosotros estemos parados hoy día, independiente de que tenemos reclamos y que el Estado tiene deudas pendientes con nosotros desde hace cinco años“, destacó.

/gap