Mon Laferte sorprendió a todos con su aparición en los Latin Grammy. Este jueves, en la alfombra roja de la premiación, la cantante protestó contra los abusos que está viviendo Chile en torno a las protestas contra el gobierno del presidente Sebastián Piñera.

La chilena llegó a la alfombra con un abrigo negro grande y un pañuelo verde en el cuello, que se ha convertido en un símbolo para las protestas en favor del aborto. Después, cuando estaba frente a las cámaras, la artista se descubrió el pecho y mostró sus senos. En su piel podía leerse la leyenda: “En chile torturan, violan y matan”. Luego de unos segundos, la cantante siguió su camino.

/gap