Las jornadas de diálogo estuvieron marcadas también por el temprano rechazo del Partido Comunista a los términos de la negociación. Tanto el PC como la Federación Regionalista Verde Social (FRVS) anunciaron que se desmarcarían del diálogo que han mantenido ambos bloques. “A la reunión de Santiago no vamos a ir, estamos por acatar la declaración unitaria de todos los partidos políticos, estamos por acatar la institucionalidad y acatar lo que el pueblo exige en la calle”, sostuvo la diputada Carmen Hertz. Esto, aludiendo a la declaración que suscribieron el martes todos los partidos de la oposición asegurando que “la Asamblea Constituyente es el mecanismo más democrático para garantizar una amplia participación ciudadana que otorgue plena legitimidad al proceso”.

Cerca de las 21.30 del jueves, además, el PC emitió una declaración asegurando que “no fuimos convocado, informados, del actual acuerdo”. Poco después, el presidente de la colectividad, Guillermo Teillier, agregó que “nos invitaron a la reunión cuando ya estaba todo acordado”.

Frente a la decisión de los comunistas, el senador del PPD, Guido Girardi, aseguró este viernes: “si el PC no apoya esto, va a cometer el mismo error histórico de cuando no apoyaron el plebiscito del 1988”.

Catalina Pérez, presidenta de RD, apelaba -a las 01.30 de la madrugada- a la “esperanza” de que “aún a esta hora, el Partido Comunista se sume al acuerdo”.

/gap