Una sorpresa se llevó el gobierno con una indicación presentada por la diputada de RN Ximena Ossandón para elevar las pensiones básicas en un 50%, muy por encima de lo que concordó el gobierno con la Comisión Mixta de reajustar en un 20% en el marco de la discusión del proyecto de Presupuestos 2020.

La indicación señalaba “para crear una nueva glosa, del siguiente tenor: auméntese en un 50% el monto del beneficio de Pilar Básico Solidario para cada uno de sus beneficiarios”. La diputada explicó: “hoy debemos demostrar que la agenda social debe ser potente. Me parece justo, solidario y urgente pedir la admisibilidad de la indicación. Estoy segura que el Ejecutivo sabrá cómo aumentar en el menor tiempo posible la pensión básica en 50%”.

Si bien la mesa de la Cámara de Diputados declaró inadmisible la propuesta porque incidía en las finanzas públicas expandiendo el gasto fiscal lo cual es materia exclusiva del Presidente, se solicitó que la sala decidiera este punto. Votado este aspecto, la sala decidió por 74 votos que fuera admisible y el fondo de la indicación se aprobó por un contundente margen de 125 votos, 1 en contra y 2 abstenciones.

Previamente el director de Presupuestos, Rodrigo Cerda, había señalado las razones por las cuales no se podía seguir adelante con esta idea. “Para nosotros obviamente es inconstitucional porque aumenta el gasto y porque toda materia previsional es iniciativa exclusiva del Presidente, por tanto está fuera del marco de ley”.

Luego entregó argumentos de costo, manifestando que el solo aumento en 20% de la pensión básica implicaría US$600 millones, “es importante que les diga que las consecuencias en términos fiscales no son menores, lo que están haciendo es aumentar en US$1.000 millones el gasto. Es importante notar que ya se rebajó la proyección de crecimiento en un punto lo que significa que tendremos US$600 millones menos”.

Y para cerrar, Cerda mencionó la dificultad de cumplir con el compromiso a futuro: “estamos aumentando de forma permanente US$1.000 millones que no tenemos y que no podremos financiar si el crecimiento se mantiene bajo. La única forma sería con mayor deuda y eso puede llevarnos a un nivel complicado; y los fondos soberanos son limitados y se van a acabar”.

/gap