El gobierno de la presidenta Jeanine Añez aprobó hoy el Decreto Supremo 4078 que autoriza a las Fuerzas Armadas realizar operaciones que buscan el restablecimiento y el orden público. La norma exime a los militares de cualquier responsabilidad penal.

“El personal de las Fuerzas Armadas, que participe en los operativos para el restablecimiento del orden y estabilidad pública, estará exento de responsabilidad penal cuando en cumplimiento de sus funciones constitucionales, actúen en legítima defensa o Estado de necesidad (…) “, dice el artículo 3 del decreto.

En el artículo 4 del escrito añade que: “Las Fuerzas Armadas deberán enmarcar sus actuaciones conforme lo establece el Manual del Uso de la Fuerza aprobado mediante D. S. 27977 de fecha 14 de enero del 2005, pudiendo hacer uso de todos los medios disponibles, que sean proporcionalmente a los riesgos operativos… “.

Por otro lado, el Decreto Supremo señala que “todas las organizaciones e instituciones públicas y privadas del estado, de acuerdo a las necesidades, deben prestar el apoyo requerido a las Fuerzas Militares y Policiales”.

/Gap