Un hombre lleva un cilindro de gas en El Alto, cerca de La Paz, Bolivia, el 17 de noviembre de 2019. (REUTERS)
Un hombre lleva un cilindro de gas en El Alto, cerca de La Paz, Bolivia, el 17 de noviembre de 2019. (REUTERS)

Los bolivianos realizaban largas filas en las calles de La Paz el domingo para asegurarse algunos alimentos indispensables y combustible, mientras partidarios del derrocado presidente Evo Morales continuaban paralizando la red de carreteras del país, aislando a los centros urbanos de las granjas de los llanos.

Las nuevas autoridades dijeron que un avión militar Hércules aterrizó el sábado para abastecer a los habitantes de la capital con un cargamento lleno de productos cárnicos desde la influyente zona de El Alto, evitando así las carreteras bloqueadas que rodean a la ciudad.

La gente hace cola para comprar pollo en un mercado en La Paz, Bolivia, el 17 de noviembre de 2019. (REUTERS)

La gente hace cola para comprar pollo en un mercado en La Paz, Bolivia, el 17 de noviembre de 2019. (REUTERS)

El ministro de la Presidencia, Jerjes Justiniano, dijo a periodistas que el Gobierno había establecido un “puente aéreo” a La Paz. Sostuvo que los funcionarios esperaban hacer lo mismo con otras grandes ciudades bolivianas aisladas de los suministros.

Una gasolinera cerrada, cerca de El Alto, en La Paz (Reuters)

Una gasolinera cerrada, cerca de El Alto, en La Paz (Reuters)

La nación andina estalló en crisis luego de las elecciones del 20 de octubre. El entonces presidente Morales, quien ganó las elecciones, renunció el domingo pasado después de que una auditoría de la Organización de Estados Americanos (OEA) revelara evidencia de fraude electoral.

En medio de una aguda crisis social y política, Morales huyó a México.Los partidarios de Morales salieron a las calles poco después, a veces armados con bazucas caseras, pistolas y granadas, bloqueando carreteras y escaramuzas con las fuerzas de seguridad.

A medida que la violencia se intensificaba, muchos en las regiones más pobres de La Paz optaron por cocinar con leña, ante las largas filas para conseguir gas licuado, cilindros de gas y la escasa comida.

/gap