El ministro de Hacienda, Ignacio Briones, puso paños fríos una vez más a la intención de elevar las pensiones básicas en un 50%, luego que la Cámara de Diputados aprobara inesperadamente esa indicación parlamentaria.

El secretario de Estado dijo que un alza de esa magnitud implican unos US$ 1.000 millones, recursos que Chile no tiene en esta coyuntura económica.

“Acá no es posible subir las pensiones básicas y el aporte previsional solidario básico de una. Eso no se puede. No hay dinero y quiero ser responsable y tajante y muy claro en decirlo. Eso significan US$ 1.000 millones que Chile no tiene. No tiene, lo remarco”, dijo Briones.

Cabe recordar que ayer, en el marco de un mensaje a la nación tras el acuerdo que llegó el Congreso por la Nueva Constitución, el presidente Sebastián Piñera dijo que su gobierno estaba dispuesto a avanzar para elevar en más del 20% acordado las pensiones básicas, pero “con responsabilidad y gradualidad”.

Briones dijo que el Presupuesto ya tiene un peso “grandote” en materia social y tiene un esfuerzo “grandote” en el contexto de finanzas públicas muy alicaídas. “Estamos con déficit de US$ 9.000 millones”, destacó.

Molestia con diputados

Con todo, el jefe de las finanzas públicas reconoció que llegar a un aumento de esa magnitud es una aspiración “súper relavante” y que, por lo mismo, hay que ponerla a la vista y definir una hoja de ruta creíble que permita “con gradualidad” llegar a ese incremento “en pocos años y no en infinitos años”.

Pero Briones no escondió su molestia con la exigencia que hizo la Cámara de Diputados a Hacienda, que se inició con una carta transversal que va desde el PC a la UDI, con este tema toda vez que compromete recursos fiscales que solamente es facultad del poder Ejecutivo.

“Acá ha pasado una cuestión muy seria en el Congreso porque una cosa es la legitimidad de las reivindicaciones -y qué duda cabe que las de las pensiones es una, y es una importante-, pero otra son los medios para lograrlo. Estamos en un momento constitucional en Chile donde hemos discutido y hemos valorado un gran acuerdo constitucional y en ese contexto, a mi me parece que es una señal preocupante que la Cámara de Diputados, algunos en la Cámara de Diputados, firmen y exijan una erogación de gasto público que es facultad privativa del Ejecutivo en nuestra Constitución. Es decir, que no respeten, y a sí lo reconocen pero no importa…la Constitución que nos rige. YO creo que es una mala señal que le damos a los chilenos”, dijo Briones.

/psg