La economía chilena registró un crecimiento de 3,3% el tercer trimestre, cifra que representó una aceleración frente a las expansiones de 1,5% y 1,9% anotadas en el primer y segundo trimestre respectivamente, informó este lunes el Banco Central.

“La demanda interna fue el principal impulsor de la actividad económica en el tercer trimestre. Tanto el consumo de personas como la FBCF (Formación Bruta de Capital Fijo explicaron este resultado”, dijo el instituto emisor.

La demanda interna creció 2,4%, reflejando los incrementos del consumo de hogares, que se incrementó en 3% y la FBCF. De hecho este último ítem, que representa a la inversión, registró un crecimiento de 5,9%, superando a los aumentos de 3,2% y 5,3% de los trimestres previos.

Al igual que el trimestre anterior, la acumulación de existencias compensó parcialmente estos efectos, alcanzando una razón acumulada en un año de 0,9% del PIB a precios del año anterior, explicó el instituto emisor.

El consumo creció liderado por el gasto en servicios, que registró un dinamismo mayor que el trimestre anterior, en tanto, el consumo de bienes durables cayó. La FBCF presentó un aumento principalmente por construcción y otras obras y, en menor medida, por maquinaria y equipos.

Con dos días hábiles más que el tercer trimestre del año 2018, el efecto calendario fue de 0,3 puntos porcentuales.

Sectores

Desde la perspectiva del origen, las mayores incidencias en el crecimiento del Producto Interno Bruto (PIB) se observaron en los servicios personales y empresariales y, en menor medida, en la construcción.

Adicionalmente, destacó el desempeño positivo de la industria manufacturera, mientras que por el lado contrario el sector agropecuariosilvícola se contrajo, siendo ésta la única actividad que cayó en el período.

Por su parte, las cifras ajustadas estacionalmente dieron cuenta de un incremento de 0,7% del PIB con respecto al trimestre anterior.

La mayor contribución se registró en la agrupación resto de servicios, donde destacó servicios personales. La minería e industria manufacturera también aportaron al resultado.

Perspectivas

Pese al positivo desempeño de la economía en el tercer trimestre, las perspectivas para los meses siguientes son negativas debido al impacto del estallido social en la actividad.

De hecho el ministro de Hacienda, Ignacio Briones, estimó recientemente que el Indice Mensual de Actividad Económica (Imacec) anotara una variación nula o incluso podría caer hasta un 0,5% en octubre.

Asismismo Briones redujo a inicios de este mes la proyección para el crecimiento para este año a un rango de entre 1,8% y 2,2% desde el 2,4%-2,9% pronosticado previo al inicio de las manifestaciones.

/psg