Unos $2.700 millones le costaría al Estado la realización de la convención constituyente (mixta o no) según un informe que elaboró la secretaría de la Cámara de Diputados tras un encargo de la presidencia de la Corporación, liderada por el diputado Iván Flores (DC).

Así lo explicó el secretario de la Cámara, Miguel Landeros, quien detalló que este cálculo se hizo considerando gastos operacionales y la dieta de los convencionales si es que estos ganaran lo mismo que un consejero regional en un año. Este último aspecto, hasta ahora no ha sido definido, pero es una de las fórmulas que se baraja.

“Estimamos que si se utilizan las instalaciones del Congreso Nacional (en Santiago) el costo sería entre $500 hasta $700 millones dependiendo de cuánto son los traslados de los comisionados y cuántos estos son”, explicó señalando que las cifras la sacaron considerando que fueran 155 integrantes ya que el acuerdo político por una nueva Constitución considera que sean electos a través de la misma fórmula que se utiliza para los diputados.

Landeros explicó que en ese número sumó, entre otras cosas, la alimentación y el gasto de traslado de los integrantes de la convención ya que algunos tendrán que moverse desde regiones hasta donde ésta sesione. Ellos proponen el edificio de Bandera con Compañía. Además en el cálculo se tomó en cuenta que el personal que trabaje para la convención salga desde la planta del Congreso.

El secretario sostuvo además que “si la dieta que se les paga es igual a la de los consejeros regionales, son alrededor de $2700 millones (total dieta más gastos operacionales) si fueran 155 al año”.

“Nosotros vamos a aportar todos los gastos institucionales que podamos colaborar con el funcionamiento para que al erario nacional le sea lo más económico posible. Pero eso hay que conversarlo con Hacienda”, declaró Landeros recalcando que el presupuesto de esta convención no saldrá desde la partida del Congreso. En ese sentido explicó que desde la Dipres se le informó que ya se están analizando los números en paralelo a la discusión del Presupuesto 2020 que se desarrolla ahora en el Congreso (está en segundo trámite en el Senado).

Ex Congreso

Respecto a las instalaciones del ex Congreso, el secretario de la Cámara explicó el edificio alcanzaría para albergar a los 155 constituyentes considerando una fórmula en que el Parlamento trabaje exclusivamente en Valparaíso mientras dure el proceso para una nueva Carta Magna.

Esto porque Landeros señaló que para la tramitación de la Constitución se calcula que funcionarán algunas comisiones redactoras de capítulos (mínimas) que utilizarían las oficinas, más el espacio del Pleno que está en este momento construido para recibir a 150 personas.

“La única misión (de la convención) es elaborar un texto que es la Constitución. A diferencia del Congreso que fiscaliza, que controla, que legisla, en distintas comisiones. (Por lo tanto) no va a haber 28 comisiones como tiene la Cámara de Diputados”, sostuvo.

“Cuando sepamos cuántos van a ser los comisionados vamos a tener una proyección más concreta del gasto”, comentó el secretario apelando a que esto deberá resolverse en los próximos días a través de la reforma constitucional que tramite el Parlamento.

Estos cálculos aplican para la convención constituyente o la convención constituyente mixta, cualquiera sea el mecanismo que determine la ciudadanía si es que decide que se haga una nueva Constitución. Ya que en el caso de que se elija la segunda opción, según dice el acuerdo, los parlamentarios que postulen como convencionales deberán dejar su cargo.

/psg