Pese a que el fútbol se encuentra detenido en Universidad de Chile aún no está claro el futuro de la institución, donde están un puesto sobre la zona de descenso. Azul Azul ya trabaja en la conformación del plantel del 2020, buscando asegurar dos renovaciones, las de Lucas Aveldaño y Leonardo Fernández.

En la tienda laica no quieren perder tiempo, razón por la que ya comenzarán a trabajar en la elaboración del equipo del próximo año, adelantando la extensión de la cesión de los dos futbolistas mencionados anteriormente.

En el caso del defensor, su permanencia está encaminada, esto debido a que el jugador debía cumplir con una cantidad de partidos jugados, algo que superó al ser titular inamovible. Sólo dependería del argentino quedarse.

La situación de Leonardo Fernández es más compleja, pues la U deberá convencer a Tigres de México, club dueño del pase, y al jugador de extender su préstamo, dado que tiene una cláusula de 8 millones de dólares, algo imposible para la directiva de poder costear.

Desde Azul Azul, también trabajan en posibles ventas para poder generar recursos que permitan contratar nuevos jugadores, aunque están en proceso de definir esa lista de transferibles.

Por Ignacio Soto Bascuñºán