Revuelo causó este miércoles una información sobre un eventual cierre del Instituto de la Juventud (Injuv) tras una propuesta del Ministerio de Desarrollo Social. Sin embargo, el organismo no va a cerrar.

Un reportaje citó un documento que recomendaba “cerrar o transformar” el Injuv, organismo que utiliza el 1,3% del presupuesto de la secretaría de Estado. Lo cierto es que el documento publicado sería un borrador y no fue presentado oficialmente. Además, para el año 2020, el presupuesto 2020 para el Injuv ya fue aprobado por la Comisión Mixta en el Congreso, garantizando su funcionamiento.

Revuelo causó este miércoles una información sobre un eventual cierre del Instituto de la Juventud (Injuv) tras una propuesta del Ministerio de Desarrollo Social. Sin embargo, el organismo no va a cerrar.

Un reportaje citó un documento que recomendaba “cerrar o transformar” el Injuv, organismo que utiliza el 1,3% del presupuesto de la secretaría de Estado. Lo cierto es que el documento publicado sería un borrador y no fue presentado oficialmente. Además, para el año 2020, el presupuesto 2020 para el Injuv ya fue aprobado por la Comisión Mixta en el Congreso, garantizando su funcionamiento.

En el acta de la comisión de la sesión del 4 de noviembre, se establece que para el Injuv se consideran ingresos y gastos por $8.514.742.000, mientras que presupuesto actual es de $8.702.432.ooo. Mirko Salfate, director nacional del Injuv, indicó que la rebaja del presupuesto en un 2,16% dice relación con ajustes que se están realizando a los diferentes programas.

Entre ellos está el programa “Transforma País”, que “viene a ordenar y potenciar la oferta de voluntariado desde el Instituto Nacional de la Juventud, entendiendo el voluntariado como un espacio de educación cívica y de compromiso social muy valioso para este segmento”.

Uno de los programas que efectivamente se cerró fue el “Programa de Infocentros”, que ya tenía más de veinte años y que buscaba era entregarles conectividad a los jóvenes a través de la dotación de espacios físicos y equipos de computación. Según la autoridad del Injuv, esta iniciativa ya no dice relación con la actual realidad por cuanto el 93% de los jóvenes en Chile tienen conectividad directa a través de sus teléfonos.

Salfate aclaró que, si bien se procedió a un cierre parcial de dichos Infocentros, ello no significara la desvinculación de ningún funcionario del instituto por cuanto esto se operaba a través de terceros.

De esta forma, el presupuesto 2020 para el Instituto Nacional de la Juventud fue aprobado sin modificaciones por unanimidad en la subcomisión por los senadores Juan Antonio Coloma y José García, y Guillermo Ramírez y Marcelo Schilling.

El Injuv tiene por misión el “fomentar la participación e inclusión social de los y las jóvenes, fortaleciendo los espacios de acción de voluntariado, la participación cívica, la cooperación, la responsabilidad pública y el sentido social, favoreciendo el reconocimiento y ejercicio de sus derechos y ciudadanía”.

Según los Indicadores de Desempeño 2019, el Injuv logró más de un 96% de efectividad en las metas planteadas para el año.

En el acta de la comisión de la sesión del 4 de noviembre, se establece que para el Injuv se consideran ingresos y gastos por $8.514.742.000, mientras que presupuesto actual es de $8.702.432.ooo. Mirko Salfate, director nacional del Injuv, indicó que la rebaja del presupuesto en un 2,16% dice relación con ajustes que se están realizando a los diferentes programas.

Entre ellos está el programa “Transforma País”, que “viene a ordenar y potenciar la oferta de voluntariado desde el Instituto Nacional de la Juventud, entendiendo el voluntariado como un espacio de educación cívica y de compromiso social muy valioso para este segmento”.

Uno de los programas que efectivamente se cerró fue el “Programa de Infocentros”, que ya tenía más de veinte años y que buscaba era entregarles conectividad a los jóvenes a través de la dotación de espacios físicos y equipos de computación. Según la autoridad del Injuv, esta iniciativa ya no dice relación con la actual realidad por cuanto el 93% de los jóvenes en Chile tienen conectividad directa a través de sus teléfonos.

Salfate aclaró que, si bien se procedió a un cierre parcial de dichos Infocentros, ello no significara la desvinculación de ningún funcionario del instituto por cuanto esto se operaba a través de terceros.

De esta forma, el presupuesto 2020 para el Instituto Nacional de la Juventud fue aprobado sin modificaciones por unanimidad en la subcomisión por los senadores Juan Antonio Coloma y José García, y Guillermo Ramírez y Marcelo Schilling.

El Injuv tiene por misión el “fomentar la participación e inclusión social de los y las jóvenes, fortaleciendo los espacios de acción de voluntariado, la participación cívica, la cooperación, la responsabilidad pública y el sentido social, favoreciendo el reconocimiento y ejercicio de sus derechos y ciudadanía”.

Según los Indicadores de Desempeño 2019, el Injuv logró más de un 96% de efectividad en las metas planteadas para el año.

/gap