Luego de distintas tratativas entre oficialismo y oposición para sostener un encuentro hoy entre todos los partidos que firmaron el acuerdo por una nueva Constitución, una petición a último minuto del Frente Amplio (FA) terminó por aplazar la cita para el viernes.

El objetivo de la cita transversal era definir los detalles que tendrá que resolver la comisión técnica sobre el proceso constituyente -instancia que formó parte del pacto -, además de otros puntos, como la cantidad de miembros que tendrá dicho espacio. La comisión estará encargada de redactar una propuesta de reforma constitucional que debe ser tramitada por el Congreso.
Sin embargo, durante el día, los bloques sostuvieron distintas reuniones por separado y tampoco llegaron a puerto con algunas de las propuestas que buscarán impulsar desde cada sector.

En primer lugar, los timoneles del PS, Álvaro Elizalde; de la DC, Fuad Chahin; del PPD, Heraldo Muñoz, y del PR, Carlos Maldonado, se reunieron en las oficinas de la vicepresidencia del Senado para alinear algunas de las ideas que propondrán para que defina la mesa.

No obstante, esos cuatro partidos no acordaron todos los puntos. En ese sentido, uno de los debates que se produjo en la cita es respecto de la participación de independientes en la elección de los delegados constituyentes, donde algunos plantearon que deben ir en listas por separado, mientras que otros propusieron que cada partido lleve candidatos de ese mundo. Donde sí tienen acuerdo es en cuotas de indígenas y de género.

En paralelo a ese encuentro, los partidos del FA que firmaron el acuerdo constitucional se reunieron para tomar algunas definiciones. Ahí – y en medio de la tensión que vive el bloque (ver página 6)- decidieron que llevarán una lista de propuestas como coalición para separar su trabajo del que está haciendo el resto de la centroizquierda y que, para eso, solicitarían aplazar el amplio encuentro para el viernes.

Así, desde el bloque transmitieron la información a sus pares de la ex Concertación, algo que luego esos timoneles traspasarían a sus pares de Chile Vamos durante la reunión que sostendrían ambos bloques -sin el FA- horas más tarde.

En esa cita -donde participaron los presidentes de la UDI, Jacqueline van Rysselberghe; de RN, Mario Desbordes, y de Evópoli, Hernán Larraín Matte – desde ambos bloques afirmaron que lograron acordar una propuesta para la composición de la comisión técnica: siete miembros para cada sector político.

En ese sentido, algunos de los nombres para esa comisión ya están definidos. En el oficialismo propondrán a los UDI Ernesto Silva y Arturo Fermandois; a los RN Gastón Gómez y David Huina; por Evópoli, a Isabel Aninat y José Francisco García, y al independiente Sebastián Soto. Por su parte, en la oposición estarán Gabriel Osorio (PS), Pamela Figueroa (PPD), Emilio Oñate (PR), María Cristina Escudero (DC) y Alejandra Zúñiga (PL). El FA aún no define dos de sus nombres.
Acuerdo y desacuerdo oficialista

Desde Chile Vamos, los presidentes de partidos habían consensuado la tarde del martes los términos en que llegarían a juntarse con sus pares de la oposición, de manera que las conversaciones que sostuvieron hoy -de manera presencial o vía telefónica o por mensajes de texto- fueron para precisar algunos detalles o coordinar temas de la contingencia, como los dichos del senador RN Andrés Allamand.

Así, definida por Desbordes como “una conversación más que una reunión”, en la cita entre oficialismo y oposición, los dirigentes de Chile Vamos transmitieron la necesidad de “apurar” el trabajo de la comisión técnica con el fin de tener disponible para votación el proyecto que adecue el plebiscito a más tardar la próxima semana.

En la cita, sin embargo, también se generaron discrepancias al interior del oficialismo. Esto, debido a que, ante el planteamiento de los líderes de la ex Concertación de incorporar cuotas de género e indígenas, entre otras materias, el timonel de Evópoli dio a conocer que los parlamentarios de su partido habían acordado impulsar una cuota para pueblos originarios también. Algo que encontró inmediata aprobación en sus pares opositores, pero el rechazo de la UDI y RN.

/gap