“Sabemos que lo que ocurre en Bolivia es un genocidio. Es el asesinato del pueblo boliviano, del pueblo originario por el odio racista del gobierno fascista de Bolivia bajo las órdenes del gobierno de los Estados Unidos. No podrán con el pueblo boliviano. No podrán con la hija predilecta de Simón Bolívar”, comenzó Diosdado Cabello su intervención, en su programa Con el mazo danzo, dedicada a la crisis en Bolivia.

“Más temprano que tarde Evo Morales regresará hecho millones junto al pueblo boliviano”, enfatizó; antes de decir que “Bolivia va a ser la chispa que encenderá la pradera de la brisa bolivariana, el huracán bolivariano”.

Luego dijo que ese país podría convertirse en el “epicentro de un gran huracán bolivariano” que se extienda por toda Latinoamérica, poniendo como ejemplo el “paro nacional” anunciado en Colombia para este jueves.

“El pueblo se levantó en conciencia de libertad. Ellos se merecen el presidente que elijan y eligieron a Evo Morales”, enfatizó.

Luego habló de la situación en Colombia. “Mañana (por hoy) hay un paro feo. Duque dijo que iba a poner mano dura ante el paro”, expresó. Ironizó sobre la supuesta injerencia del régimen de Nicolás Maduro en la región: “Que espere que son como 20.000 autobuses que vamos a mandar para allá, para Bogotá, porque le echan la culpa siempre a Venezuela”.

La Defensoría del Pueblo de Bolivia confirmó este miércoles que 32 personas murieron a causa de la ola de violencia desatada en el país a raíz de las elecciones celebradas el pasado 20 de octubre. En un comunicado, habló de la “existencia de 8 personas fallecidas tras el operativo policial-militar en el sector de la planta de Senkata, en El Alto”.

“Durante el actual conflicto en el país, suman un total de 32 fallecidos”, señala el texto, que actualiza el balance de muertos hasta el momento.

El bloqueo de la planta de Yacimientos Petrolíferos Fiscales (YPFB) en Senkata había ocasionado escasez de combustible tanto en El Alto como en La Paz. El 80 por ciento del transporte público no estaba funcionando, según datos del sindicato local, en una ciudad en la que escasean también frutas, hortalizas y productos cárnicos, como el pollo.

Por su parte, la Defensora del Pueblo, Nadia Cruz, continúa en la zona de Senkata en un intento de “promover la pacificación entre los vecinos del distrito 8”. “Pedimos a las autoridades suspender el sobrevuelo de aeronaves en el sector para mantener la tranquilidad en la población”, concluyó.

/psg