Este jueves se concretó la tercera y última declaración pública, por esta semana, de los testigos que citó la Cámara de Representantes para dar inicio a la investigación para llevar a cabo un juicio político en contra del presidente Donald Trump.

Si bien los testigos que han sido citados durante las secciones que han sido ampliamente televisadas, ya han declarado de manera privada para los jefes de los Comités de Inteligencia, Asuntos Exteriores y Seguridad Nacional del Congreso. Sus declaraciones han causado gran revuelvo en la política de ese país y han causado diversas reacciones de parte del mandatario en su cuenta de Twitter.

¿Quiénes declaran hoy?

Fiona Hill: Máxima especialista en Rusia del Consejo de Seguridad Nacional de EE.UU.

David Holmes: Asistente del Departamento de Estado que escuchó la conversación telefónica entre el embajador de Estados Unidos para la Unión Europea, Gordon Sondland y el presidente de EE.UU.

¿Qué dijeron?

Hill indicó que los republicanos han intentado confundir a las personas acerca de qué país intentó interferir en las elecciones “Me niego a tomar parte en un esfuerzo de legitimar una narrativa alternativa sobre que el Gobierno de Ucrania es el adversario de EE.UU. y que Ucrania, y no Rusia, nos atacó en 2016″, indicó la especialista.

“Estas ficciones son dañinas incluso si se despliegan por motivos puramente de política doméstica“, agregó.

“El impacto de la exitosa campaña de injerencia de Rusia en 2016 es evidente hoy en día. Nuestra nación ha sido quebrada. La verdad es cuestionada (…) (Moscú y sus aliados) se han preparado para repetir su interferencia en las elecciones de 2020”, señaló Hill.

Por su parte, el diplomático Holmes aseguró que la conversación telefónica que escucho correspondía a la voz del presidente Donald Trump sin ninguna duda. Según su testimonio, Sondland se encontraba almorzando junto a otros legisladores cuando sonó su celular, y al otro lado del teléfono estaba el mandatario.

Holmes continúa su declaración explicando que distingue de que ambos hablan sobre el presidente de Ucrania, Volodymyr Zelensky, y sobre “hacer una investigación”.

Finalmente, el asistente del Departamento de Estado asegura que tras la dicha llamada telefónica (25 de julio) las prioridades de la embajada se vieron radicalmente cambiadas hacia la agenda política del abogado personal de Trump, Rudy Giuluani, y a un “cuadro de funcionarios que operan en canal directo con la Casa Blanca”.

Según el testimonio, dicho cuadro incluía al secretario de Energía Rick Perry, el embajador ante la Unión Europea, Gordon Sondland, y el enviado de Ucrania, Kurt Volker. El grupo se refería a sí mismo como “Los Tres Amigos”.

/psg