La amenaza de boicot que han levantado distintas barras del fútbol chileno ante el regreso del Campeonato Nacional mantiene en la incertidumbre la programación del torneo para el fin de semana.

De hecho, los partidos han sido reprogramados e incluso cambiado de escenario, en el caso del choque entre Unión La Calera e Iquique que se jugará en La Florida, producto de recomendaciones de seguridad.

La situación fue criticada enfáticamente por Luka Tudor, quien incluso pidió una investigación respecto al origen de las amenazas, que se han extendido preferentemente en redes sociales.

“Quiero ser super claro en esto. Yo estoy de acuerdo con todo que ha pasado, las demandas sociales, todo lo que hemos hablado y toda la perorata. Pero honestamente acá hay un tema distinto. No podemos entregar al fútbol de ahora y el que viene a las barras bravas”, bramó el panelista de FOX Sports.

“Que son tres, cuatro o cinco que mandan un Twitter, que nadie sabe quiénes son, que la Brigada de Cibercrimen puede investigar, quién los manda”, enfatizó el Blondo Tenor ante las repetidas intimidaciones.

“Si ya se estableció que se va a jugar y los jugadores dijeron que se va a jugar, es inaceptable. Entiendo que a los futbolistas los pueden usar, pero no importa. No puede ser que esta gente corte el fútbol, porque si pasa entramos en otro negocio y otro escenario”, advirtió Tudor.

/Eduardo Méndez Garín