El presidente de la Confederación de la Producción y del Comercio (CPC), Alfonso Swett, reiteró su preocupación respecto a la violencia que se ha registrado en el país. Así, ante saqueos e incendios que han afectado a grandes empresas y pymes, el líder del gran empresariado dijo que “el daño es muy grande y lo que más nos preocupa es que si no controlamos la violencia, vamos a tener daños económicos aún más profundos”.

En ese sentido, recalcó que sólo en infraestructura el daño asciende a los US$4.578 millones, de acuerdo a un estudio de la Cámara Chilena de la Construcción. “La semana pasada nos hablaban de 6.800 pymes afectada y me junté esta semana con el vicepresidente de Corfo y claramente esos números se van a elevar a 10 mil, es una brutalidad”, expresó.

Consultado por los efectos en el desempleo, Swett reveló que le pidió información al Ministerio del Trabajo para ver “qué estaban viendo en términos de despidos”. Y contó: “La verdad, las cifras que está mostrando la Dirección del Trabajo en octubre y la primera semana de noviembre es que no hay incrementos de desempleo”.

“Ahora, lo importante es que erradiquemos la violencia, porque en la medida que sigamos con la violencia, se seguirán destruyendo puestos de trabajo. Ayer se destruyó un mall y nadie se ha preguntado cuántos puestos de trabajo habían ahí”, dijo haciendo referencia a lo sucedido en el Mall Arauco Quilicura, el cual fue quemado, saqueado y quedó con importantes daños.

En ese sentido, recalcó que con ese tipo de hechos “se hace difícil (contener el desempleo), porque si ya no está el puesto del trabajo, ¿cómo logramos mantener el trabajo en el mediano y largo plazo?”. Todo, considerando que sucesos comoel de ayer afectan directamente los puestos de trabajo de las personas que allí se empleaban.

“Y se nos está olvidando una cosa: hemos hablado mucho de derechos humanos, pero se nos olvida que el año 1949, en la declaración de Naciones Unidas de DD.HH., hay un derecho humano fundamental que está en el Artículo 22, que es el Derecho al Trabajo”, comentó Swett.

Así, enfatizó: “Aquí cuando se destruye un supermercado, cuando se destruye un mall, se está destruyendo un derecho humano, el del trabajo (…). Entonces claramente nuestra preocupación viene a que la violencia está destruyendo los lugares donde están los puestos de trabajo y eso nos preocupa”.

Respecto a la actitud empresarial ante la crisis, Swett destacó “el tremendo compromiso empresarial y de las pymes” a las que les han quemado “parte importante de sus locales y están haciendo esfuerzos por re adecuar a sus trabajadores”.

“Estoy muy orgulloso del esfuerzo que están haciendo los trabajadores, la empresas pyme y los empresarios. También hay que celebrar que hemos tenido dos semanas de muy buena política”.

/psg