“Descarto todos los casos, es una campaña de desprestigio a nuestra institución”, dijo el director general de la PDI, Héctor Espinosa, al ser consultado sobre la denuncia que señala a detectives como autores de torturas en un mall de Quilicura.

Desde Iquique, la máxima autoridad de la policía civil acusó intentos por dañar la imagen de la PDI, asegurando que los hechos dados a conocer son falsos, y recordando otras situaciones donde también se involucró a la institución.

Entre estas últimas, el tenso momento que tuvo con el director del INDH, Sergio Micco, luego que este vinculara a dos policías con la denuncia de un centro de torturas al interior de la estación de Metro Baquedano.

“Se ha iniciado una campaña de desprestigio brutal contra la PDI. Yo he tenido que defender a mi institución ante el organismos de DD.HH. que inventan cosas. No es casualidad. Se inventó un supuesto centro de torturas en Baquedano; en Alto Hospicio se dijo que pusimos un perdigón en el ojo de una persona cuando fuimos nosotros quienes lo asistimos. Hoy día hay un tema en Quilicura, pero eso se va a aclarar y vamos a llegar a la verdad”, aseguró Espinosa.

Y recalcó: “La verdad es una sola y no tiene color político. Eso me tiene muy tranquilo”.

El director aseguró además que “somos una institucional que esta absolutamente comprometida con los derechos humanos”, y remató: “Yo entiendo que hay gente que hace denuncias, pero la denuncia no significa que sea ya un delito consumado. Si fuera por eso yo también podría decir todas las denuncias que he recibido, pero soy responsable”.

El caso en cuestión inició a partir de un testimonio que llegó a la municipalidad de Quilicura, y que habla de un menor de edad que habría sido víctima de apremios ilegítimos por parte de los policías en un centro comercial, cuyas tiendas fueron quemadas ayer.

Mediante un comunicado, desde la PDI señalaron ayer que “no existen registros de actuaciones policiales del personal institucional en el día y lugar indicado”, pero que, de todas formas se remitieron los antecedentes a la fiscalía Centro Norte.

Llamado a la paz

Desde el mall Zofri, Espinosa aprovechó de invitar a la comunidad a seguir aportando información respecto saqueos y otros delitos, a través de los números de Whatsapp dispuestos por la policía.

Explicó que a la fecha se han recibido más de 11 mil mensajes y archivos, los que a su vez han implicado la creación de cuatro mil reportes e identificar a más de 120 personas. Así también, desde el estallido de la crisis se han detenido a cerca de tres mil personas e incautado 155 vehículos involucrados en saqueos.

“Lo que quiero hacer es un llamado a la paz social”, sostuvo Espinosa, añadió: “el llamado que hago es que separemos las demandas legítimas de la gente de los delitos y desmanes que ocurren”.

“Yo creo que la gente debe unirse en una causa. Apartemos a quienes están robando y saqueando: ayúdenos, fílmelos, y de esa manera los vamos a sacar de circulación. Van a estar en la cárcel y las demandas que son legítimas van a poder llevarlas adelantes con un diálogo con las autoridades que corresponde”, concluyó.

/psg