Un conocido entre varias figuras de la centroderecha es el abogado elegido por el Presidente Sebastián Piñera para que se encargue de su defensa ante la acusación constitucional que presentó la oposición en su contra.

Fuentes de gobierno dicen que quien asumirá ese rol es el abogado Juan Domingo Acosta, especialista en materias penales complejas y exsocio del actual ministro Alberto Espina.

El abogado ha representado también a Piñera en otras ocasiones: por ejemplo, en el caso Lan, en el que terminó siendo multado, en 2007, por no cumplir el deber de abstenerse de comprar acciones; y actuó como abogado de Bancard, el family office del Mandatario, en la causa por la compra de acciones de la pesquera peruana Exalmar.

Además, representó a Nicolás Noguera, entonces gerente general de Bancard, en el caso SQM; y en la primera administración del Mandatario defendió al entonces ministro Rodrigo Hinzpeter en dos acusaciones constitucionales.

En el Ejecutivo dicen que Piñera barajó tres opciones para elegir a su abogado, y que finalmente optó por Acosta para enfrentar la acusación constitucional, en la que se plantea que el Jefe de Estado ha vulnerado la Constitución y las leyes a raíz de las acusaciones sobre violaciones a los derechos humanos durante la crisis, que ya se ha prolongado por más de un mes.

En paralelo, el Presidente debe enfrentar la querella que se presentó en su contra y de todos quienes resulten responsables por presuntos delitos de lesa humanidad cometidos a partir del estado de emergencia decretado el 19 de octubre.

Esa acción judicial -acogida a trámite el 6 de noviembre por el Séptimo Juzgado de Garantía- fue interpuesta por 16 abogados, entre ellos, Ramiro Gutiérrez Acuña (27), hijo del diputado Hugo Gutiérrez (PC), quien se había querellado contra el Mandatario en el caso Exalmar, y Washington Lizana, exdefensor de Mónica Caballero, absuelta en el caso bombas.

/psg