Estados Unidos está monitoreando informes de inteligencia que sugerirían que el líder de Corea del Norte, Kim Jong Un, se encontraría en estado de extrema gravedad después de someterse a una cirugía, según un funcionario estadounidense citado por la cadena CNN.

Contactados por CNN, desde el Consejo de Seguridad Nacional y la Oficina del Director de la Inteligencia Nacional de EE.UU. declinaron hacer comentarios

Kim apareció por última vez en los medios estatales de Corea del Norte el 11 de abril. Cuatro días más tarde, durante la fiesta de aniversario del padre fundador del país, su abuelo Kim Il Sung, el actual líder no fue visto.

Jennifer Jacobs, periodista senior de Bloomberg para la Casa Blanca, informó en su cuenta de Twiter que “la administración de Trump recibió información de que Kim Jong Un se sometió a una cirugía cardíaca la semana pasada y, si está vivo, su salud es deficiente. KJU no se ha visto en eventos clave en los últimos días. No está claro para las autoridades estadounidenses si está vivo o muerto”.

/gap