La mayoría de los clubes del fútbol chileno votó este martes en favor de la suspensión del torneo, sin embargo esta moción no prosperó por no alcanzar los 4/5 de quorum que exigen las bases de la ANFP. Por lo mismo, finalmente, el fútbol chileno hará un último esfuerzo por retomar su actividad, luego de una votación en la que 34 votos fueron para suspender la liga, 13 para que continuara (la UC, Unión Española, La Calera, Palestino y Huachipato, además de San Luis, Santiago Wanderers y Santiago Morning), además de una ausencia.

Así las cosas, además, se desechó por el momento la propuesta de la ANFP en caso de que se decretara el fin de la competencia, de disputar una Superliga con 32 equipos durante 2020.

Tras cinco semanas de suspensión a raíz de la crisis social y política que vive el país, la mayor cantidad de clubes buscó poner fin a las competencias, sin embargo la idea no prosperó. Por lo mismo, ahora, el Consejo trabajará en una recalendarización de las actividades, en un nuevo esfuerzo por normalizar todo luego del frustrado intento del último fin de semana, en el que los incidentes que ocurrieron en el estadio de La Florida durante el duelo entre La Calera e Iquique forzaron la suspensión de toda la jornada.

SIFUP A PARO

Sin embargo, el Sifup y los capitanes de los equipos profesionales se reunieron en paralelo y votan no jugar lo que resta del torneo acordando el paro de los jugadores del medio local.

A la cita del Sifup llegaron 40 capitanes de los 43 equipos del fútbol profesional. Los votos definieron que los jugadores no quieren reanudar el fútbol por 34 contra 6.

El próximo paso de Gamadiel García será una reunión con la ANFP para confirmarle la decisión del Sifup y ver cómo se resuelve finalmente lo que queda de temporada 2019.

/Eduardo Méndez Garín