El Observatorio Venezolano de Violencia reportó que la tasa de suicidios en la nación suramericana se ubicó este año en 19 por cada 100 mil habitantes, lo que convierte a la pequeña nación petrolera en el país con la tasa más alta de Latinoamérica.

Esta nueva cifra significa un aumento importante en comparación con la tasa de 2012 en Venezuela, cuando era de 4 por cada 100 mil habitantes. En países de la región como en Uruguay, la tasa es de 16, y en otros, como El Salvador, 8 por cada 100 mil habitantes.

El psiquiatra Luis Madrid advirtió a la Voz de América que el venezolano promedio está experimentando sentimientos de desesperanza, ante las carencias económicas.

“La primera causa es el desempleo y la situación económica del país. Eso produce situación de incertidumbre, desesperanza, ansiedad. La gente deja de dormir. Ver tus hijos llorar porque no tienen qué comer. Ver tus hijos mal vestidos. No puedes enviarlos al colegio (…) Que tu familia se fragmentó”, expone Madrid.

El especialista alerta que la población con trastornos mentales es la más propensa a tomar la decisión de quitarse la vida, pues los tratamientos antisicóticos y antidepresivos escasean en Venezuela. De 12 fármacos comúnmente recetados para atender esta condición, sólo tres están disponibles.

/Escrito por Por Adriana Núñez Rabascall / voanoticias.com/gap