El crecimiento económico de Estados Unidos repuntó ligeramente en el tercer trimestre, en lugar de haberse desacelerado como se pensó al inicio, en medio de una fuerte acumulación de inventarios y un declive menos severo de la inversión de las empresas.

El Producto Interno Bruto (PIB) se expandió a una tasa anualizada de 2,1% en el tercer trimestre, de acuerdo a la segunda estimación emitida el miércoles por el Departamento del Comercio.

La cifra estuvo por encima del avance de 1,9% calculado el mes pasado en la primera lectura. Cabe consignar que la economía estadounidense creció a una tasa de 2% en el periodo de abril a junio.

Economistas encuestados por Reuters habían previsto que el avance del PIB del tercer trimestre sería confirmado en un 1,9% interanual, sin revisiones.

El gasto de los consumidores se mantuvo como la variable que más aportó al PIB en el tercer trimestre durante esta segunda estimación, con un crecimiento del 2,9%, lo que equivale a 1,7 puntos menos que entre abril y junio. El consumo de bienes se expandió a un ritmo del 5,7%, mientras que los servicios crecieron un 1,7% en el trimestre.

De su lado, el gasto y la inversión del Gobierno, la segunda variable que aportó al crecimiento de la economía, se expandió un 1,6% en el tercer trimestre, frente al 4,8% de los tres meses precedentes.

La balanza comercial de bienes y servicios lastró el crecimiento de la economía, después de que las importaciones crecieran un 1,5%, frente a la expansión del 0,9% de las exportaciones.

Sin embargo, la inversión doméstica privada registró su segunda contracción consecutiva, con un descenso del 0,1%. Pese a que se mantuvo en terreno negativo, el dato ha mostrado una mejora frente a la primera estimación del dato, cuando se pronosticó que había caído un 1,5%.

El Departamento estadounidense informó de que los ingresos personales disponibles de los ciudadanos aumentaron en un 4,4%, cinco décimas más que entre abril y junio. Asimismo, la tasa de ahorro personal creció en una décima en el tercer trimestre, hasta situarse en el 7,9%.

/psg