La Comisión del Trabajo discutió en particular el proyecto de ley de Ingreso Mínimo Garantizado, donde se aprobó, por siete votos a favor y seis en contra, una indicación para fijar el ingreso mínimo en $550 mil pesos.

Y es que la iniciativa del Gobierno instaba a elevar el ingreso a $350 mil pesos brutos vía subsidio, pero la oposición apuntó a destinar este aporte fiscal a aquellos trabajadores de empresas cuyo tope anual de ventas al año sea de 75 mil UF.

Según consignó La Tercera, la indicación apunta a que la remuneración será de $550 mil brutos en todas las empresas, pero en el caso de las pymes, sus trabajadores podrán optar al subsidio para llegar a ese monto.

Pero esta situación generó polémica en el Gobierno y Chile Vamos, donde el ministro de Desarrollo Social, Sebastián Sichel, la calificó de “irresponsable” ya que sería inconstitucional.

Sichel expresó su molestia “cuando la admisibilidad de un proyecto pasa a ser como un juego. No solo me preocupa decir que es inadmisible (…) sino que me parece irresponsable que esa decisión se tome porque se tiene una mayoría dentro del Congreso”.

Sus dichos fueron compartidos por el diputado UDI patricio Melero, quien la tildó derechamente de “inconstitucional”. “Este proyecto afecta el numeral cuarto de la Constitución el cual establece que la potestad de fijar remuneraciones solo debe caer en el Presidente”.

Para el RN Alejandro Santana, “la forma de rechazar los guarismos no es metiendo indicaciones inconstitucionales que vulneren la Constitución y las leyes”.

/gap