El movimiento es breve, pero constante. En Brasil, el real continúa devaluándose y hoy opera a 4,27 por dólar, el récord nominal para esta moneda desde su creación, en 1994.

El salto se precipitó este mes. A comienzos noviembre, un dólar en Brasil equivalía a 4 reales. Desde entonces, inició una depreciación paulatina que acumula un 6% en las últimas 26 jornadas.

“En los últimos años, Brasil tiene tendencia a la apreciación real, con un tipo de cambio que se mueve por debajo de la inflación, y esta última devaluación compensa de alguna manera ese proceso. Brasil tiene tasas de interés bajas y crecimiento bajo, con lo cual es lógico que tienda a un tipo de cambio más alto de lo que traía”, explica Martín Kalos, economista jefe de Elypsis, en referencia al movimiento cambiario de las últimas semanas en Brasil.