El presidente del SifupGamadiel García, reafirmó este miércoles la postura manifestada el martes por la asamblea de capitanes de los clubes profesionales, tras la reunión que sostuvo en esta jornada con la dirigencia de la ANFP en Quilín.

García aclaró que la postura del Sifup “no es un paro porque no tenemos petitorio, ni nada que solicitar como futbolistas hacia la federación. Tampoco es un capricho como sindicato o asamblea. Es consecuencia por lo que pasa en el país y actuamos en base a eso“.

Enfatizó al decir que “creemos fundamental que el consenso debe ser para que el torneo no continúe, que oficialmente se les indique a los equipos de que la temporada concluye, que trabajen (en la ANFP) en un nuevo torneo, iniciar la nueva temporada lo antes posible. Además, que los jugadores tengan su descanso, como cualquier otro trabajador, para volver a la práctica pensando en la siguiente temporada”.

Pedir seguridad es lo mínimo que debemos tener, no solo por nosotros sino por los que viajan al estadio, los que están en los controles y todos los que trabajan en el espectáculo del fútbol”, agregó.

Sobre la situación de la ANFP, García expuso que “estatuitariamente están actuando como corresponde, están programando y siguiendo el protocolo. No lo comparto, pero no me puedo meter en los estatutos de la ANFP. Nuestro punto de vista como asamblea es reflejar lo que expresaron los capitanes y que es un tema mayoritario. Eso no tiene posibilidad de cambio y queremos llegar a un consenso con los presidentes. Entendemos que están en la misma postura, pero que por un tema de votación no llegaron al quorum“.

El consenso es para que los presidentes asuman que la realidad del país es muy distinta dependiendo de la región“, prosiguió.

Finalmente, cree que “la postura de los presidentes puede variar porque hay realidades que ellos no manejaban. Hay compañeros de Arica tienen arriendos allá hasta el 30 (de noviembre) y el torneo de Segunda División terminaba hace 10 días. El torneo de Primera B en algunas ciudades se podría jugar, pero es imposible que Santiago Wanderers pueda jugar en Valparaíso debido a lo que se vive allá en el día a día. Lo mismo pasa con algunos equipos de Primera División. Para tomar una decisión de ese calibre había que tener la información de la institución vecina y su realidad“.

Otro que se refirió a la situación fue el capitán de Colo Colo Esteban Paredes, quien también pidió comprensión a los presidentes de los clubes ante la situación que se vive.

/Eduardo Méndez Garín