El diputado Ricardo Rincón no será expulsado de la Democracia Cristiana, tras darse a conocer la resolución del Tribunal Supremo de este partido que sólo determinó una amonestación. El ente disciplinario desestimó la recomendación de expulsión entregada por la comisión de Ética de la falange.

La solicitud de expulsión del parlamentario fue ingresada el año pasado por 16 militantes, quienes sostenían que Rincón había “incurrido en notable quebrantamiento de deberes como persona moral, privada, y como servidor público”. Además los denunciantes señalaban que el hermano de la ex ministra del Trabajo “no cumplió con la obligación que le imponía el fallo por estimar que ella era injusta. El camarada Rincón ha negado tenazmente la verdad de los hechos que se le imputan. No ha manifestado ningún arrepentimiento por la misma. Ni ofrecido disculpas a la ofendida”.

Sin embargo, el Tribunal Supremo de la DC dictaminó lo contrario y resolvió solo una amonestación por escrito. El presidente del ente, Andrés Parra, detalló que “Después de un detallado análisis de los antecedentes que se hacen llegar al tribunal, este resuelve lo siguiente: respecto de la petición de expulsión, se rechazó por 13 votos contra 1 por no haberse acreditado ante los tribunales competentes el hecho de que Rincón haya agredido a su pareja”.

 Bajo este argumento, el Tribunal Supremo de la DC agregó en su resolución que “sin perjuicio de lo anterior y respecto al incumplimiento de una sentencia de carácter civil que lo obligaba a someterse a una terapia individual, el tribunal ha estimado que ello sí constituye una falta a los deberes estatutarios, por lo que se determinó sancionar a Rincón con la concurrencia de 11 votos, 6 de los cuales estuvieron por la aplicación de una amonestación por escrito, 5 por una suspensión de 6 meses y 3 miembros por no aplicar sanción”.

Conocido el dictamen, se anunció la renuncia al ente del abogado Luciano Fouillioux junto con Cecilia Cáceres , quienes solicitaban una sanción mayor. El jurista, en entrevista publicada por El Mostrador, señaló que “aquí hay un hecho inamovible, una sentencia del 16 juzgado civil de Santiago, confirmada por la Corte de Apelaciones, en que da cuenta de la condena por estos hechos. Es una interpretación arrojadiza”.

“Había que suspender a Rincón por seis meses y eso lo habría sacado del parlamento porque la Democracia Cristiana en general no puede -a nuestro juicio- verse expuesta a dos circunstancias: una, que uno de sus militantes esté involucrado en una situación inconclusa que rompe el orden jurídico interno nacional”, recalcó el abogado Fouillioux.

Mientras la presidenta de la DC, Carolina Goic, según informa radio Cooperativa, declaró que en la próxima Junta Nacional, se buscará aprobar un voto político que establezca que cualquier candidato al Congreso no puede tener antecedentes por ningún caso de violencia.

En tanto, la consejera nacional del partido, Francisca Hernández, señaló que “esto es una vergüenza. No queda más que pedirle perdón a la ciudadanía, especialmente a las víctimas de violencia de género. A la víctima de este grave delito, Carolina Hidalgo y su familia, a nombre de un partido que la victimiza otra vez”.

Finalmente, Hernández agregó que  “es impresentable que un tribunal disciplinario interno del un partido desconozca la sentencia de un tribunal de la República. Fueron 13 a 1 los integrantes que votaron en contra de la existencia de las lesiones. La Corte de Apelaciones no miente. La sentencia que condena a Ricardo Rincón por violencia intrafamiliar existe”.

/gap