Fue la única abstención cuando se dio por rechazada la cuestión previa. Según fuentes oficialistas, la diputada Érika Olivera (independiente, pero integrante del comité RN) reflejó con su voto la molestia de varios parlamentarios de esa bancada con el gobierno.

Las mismas fuentes relatan que Olivera tenía decidido votar en contra de la cuestión previa y que, incluso, podría haber aprobado la acusación contra Chadwick, pero terminó absteniéndose en la primera votación tras conversar con el presidente de RN, Mario Desbordes.

Por la tarde, la legisladora se ausentó de la segunda votación, pero desde la bancada señalaron que, aunque ya había decidido alinearse con el oficialismo, debió viajar a Santiago por una urgencia familiar.

En RN comentan que Desbordes tuvo que conversar con varios diputados para contener su molestia, pues acusan que el gobierno no los escucha y solo sigue los énfasis que piden la UDI y Evópoli. Así, el timonel de RN les habría hecho ver que sería una señal equivocada viabilizar la acusación contra alguien que está fuera del gobierno. Y, finalmente, todos los parlamentarios presentes se alinearon y rechazaron el libelo.

En RN comentan que Desbordes tuvo que conversar con varios diputados para contener su molestia, pues acusan que el gobierno no los escucha y solo sigue los énfasis que piden la UDI y Evópoli. Así, el timonel de RN les habría hecho ver que sería una señal equivocada viabilizar la acusación contra alguien que está fuera del gobierno. Y, finalmente, todos los parlamentarios presentes se alinearon y rechazaron el libelo.

/gap