A las 11:30 de la mañana, los presidentes de los partidos de Chile Vamos enviaron a sus pares de la oposición, vía correo electrónico, su nueva propuesta para destrabar la negociación constituyente y que tiene entrampados a las colectividades hace una semana.

En la propuesta se incluye un punto relativo a la representatividad de los pueblos originarios y que, hasta ahora, no había estado sobre la mesa por parte del oficialismo y que se había convertido en la gran piedra de tope para sellar un acuerdo.

“Para asegurar la integración del Órgano Constituyente por miembros de los diversos Pueblos Originarios, cada partido estará obligado a llevar en su lista a nivel nacional mínimo un 10% de miembros de alguno de los Pueblos Originarios”, se lee en el documento de Chile Vamos.

Además, la propuesta de la UDI, Evópoli y RN incluye lo establecido con anterioridad respecto a la lista para independientes, fomentar la representación de las mujeres dejándolas como primeras en las listas, proponen replicar los Encuentros Locales Autoconvocados (ELA) realizados en el proceso constituyente del gobierno de Michelle Bachelet y que la elección de los miembros del órgano constituyente se realice mediante el artículo 189 de la ley electoral.

La oposición, en tanto, se reunió durante la mañana para debatir la propuesta oficialista y no fue bien recibida. “En rigor es un portazo a las propuestas que hemos realizado”, comentó el presidente del PS, Álvaro Elizalde.

“La propuesta de la derecha es una forma elegante de decir no a todo lo que les propusimos. Porque señalan que tienen disposición a abrirse a estos temas pero sus propuestas no dan cuenta del mínimo que uno podría considerar razonable respecto de la necesidad de establecer escaños reservados para pueblos indígenas, equidad de género”, agregó Elizalde.

La oposición ha insistido en aplicar escaños reservados para los pueblos originarios algo que fue aceptado en su momento por Evópoli y RN pero rechazado por la UDI. Sin embargo, la propuesta oficialista de hoy, dicen, es lo “máximo” que se pudo acordar al interior del oficialismo.

/gap