Keiko Fujimori Higuchi salió del penal Anexo de Mujeres de Chorrillos tras cumplir casi 13 meses de prisión preventiva que dicto el Poder Judicial por “obstaculización de la justicia” en las investigaciones de lavado de activos en su contra. Así como también ser la cabeza de una presunta organización criminal representada en Fuerza Popular (FP), partido político donde Fujimori tuvo mayoría en el último Congreso.

El pasado lunes 25 de noviembre el Tribunal Constitucional declaró fundado, por mayoría, el hábeas corpus que solicitaba su libertad.

“Mientras caminaba hacia la salida, Keiko Fujimori se dirigió a los medios de comunicación para agradecer a las personas que la acompañaron y aseguró darse un tiempo para ella y su familia “Gracias a Dios por haberme dado fuerzas para resistir, gracias Mark por tu amor y tu sacrificio, gracias a mis hijas por haber sido mi fuente de esperanza, gracias a Giulliana Loza porque nunca se cansó de luchar, gracias a mi familia, a los amigos, a los miembros del partido, a los simpatizantes que me han acompañado. Gracias a las tantas voces que se han sumado al debido proceso. El Tribunal Constitucional ha corregido un gran daño que se nos han hecho en un proceso lleno de abusos y arbitrariedades. Lo que me corresponde hacer es seguir enfrentando esta investigación como siempre lo he hecho. En estos casi 400 días he tenido la oportunidad de reflexionar. Salgo con una misión adicional, el de ayudar a miles de hombres y mujeres que están sufriendo, están en las cárceles sin sentencias. Me voy a tomar un tiempo para reencontrarme con mi familia, y para mejorar mi salud, y después nos veremos para seguir escribiendo la segunda etapa de mi vida”, afirmó la excandidata presidencial del Perú.

/gap