El Presidente mexicano, Andrés Manuel López Obrador, culmina su primer año de gobierno con una popularidad de entre el 59% y el 72%, de acuerdo con las encuestas.

Su gestión ya ha patentado una nueva forma de gobernar, con ruedas de prensa diarias y un duro discurso contra la corrupción.

De todas formas, la violencia está en altos niveles, con 28.741 homicidios en lo que va de 2019, y podría ser el año más violento desde que hay registro.

En materia económica, se espera que el año cierre con un crecimiento de 0%

/gap