Estuvo cerca de lograr la clasificación el Bayern Munich. El 2-1 en contra de la ida lo había dejado con la opción más alejada de pasar a semifinales en la llave ante el Real Madrid, pero en la vuelta de este martes, el elenco alemán rozó la historia. Los germanos devolvieron el 2-1 del partido de la semana pasada en el tiempo reglamentario y con eso estiraron al alargue la definición por el clasificado a la ronda de los cuatro mejores de la Champions League.

La polémica llegó cuando Arturo Vidal fue expulsado en el minuto 84 de partido, por una falta i justa que no ameritaba la segunda amarilla. Después se fueron al alargue y el elenco merengue fue más eficiente, cerrando un 4-2 a su favor y los pasajes a las semis del torneo europeo.

Durante los 90 minutos siempre fue arriba el cuadro del chileno. Después de un apretado primer tiempo, a los 53′ Robert Lewandowski anotó vía lanzamiento penal la apertura de la cuenta. Le faltaba un gol al Bayern para cerrar la clasificación por lo que seguía buscando el segundo. Pero en ese ir por el tanto que le diera la clasificación, Cristiano Ronaldo aprovechó algunas licencias defensivas y a los 75′ marcaba el empate y el primero personal de la tarde. Ese tanto le entregaba los boletos al Madrid. Pero dos minutos más tarde, un autogol de Sergio Ramos ponía otra vez en carrera al cuadro alemán que igualaba el 2-1 en contra de la ida.

Se fueron al alargue y el Bayern con uno menos no pudo aguantar. Las polémicas seguirían más cuando a los 104′ Cristiano recibía en el área muy solo y se encontraba en offside, pero el árbitro Viktor Kassab no sancionó el portugués definía para encaminar la clasificación. El propio Cristiano marcó luego a los 109′ tras gran jugada de Marcelo y Marco Asensio cerró el 4-2 a los 111′.

En la otra llave del día de hoy el Atlético de Madrid logró la clasificación luego de empatar 1-1 con el Leicester City en Inglaterra. En la ida, los Colchoneros ganaron por 1-0.

Por Ignacio Soto Bascuñán