Los grandes empresarios reaccionaron con preocupación al negativo desempeño que tuvo la economía chilena en octubre, afectada por el estallido social.

El presidente de la Confederación de la Producción y del Comercio (CPC), Alfonso Swett, destacó precisamente la necesidad de restaurar la paz social en el país para recuperar los niveles de crecimiento.

“El Imacec que hemos conocido hoy es una muy mal noticia. Mientras no paremos la violencia, no pararemos la profunda caída de la economía”, advirtió Swett en una breve declaración pública.

“La violencia ha estado destruyendo puestos de trabajo, destruyendo la inversión y debilitando el estado de derecho”, agregó.

Tal como esperaba la mayoría de los agentes económicos, la actividad sufrió una dura caída en octubre, el mes del estallido social. De acuerdo al Banco Central, la economía chilena medida con el Imacec se contrajo 3,4% en el décimo mes del año.

Y aunque se preveía una contracción, nadie esperaba que fuera tan negativa. La mayoría de las expectativas oscilaban entre -0,5% y -2,0%.

Se trata del peor resultado de la economía desde julio de 2009 (-3,5%), cuando Chile entró en recesión producto de la crisis financiera global.

/psg