El desplome de 3,4% en el indicador de actividad Imacec en octubre, en la peor caída desempeño en más de una década, provocó también la inmediata revisión de las proyecciones de crecimiento de 2019 que hasta el momento bajaron hasta un piso cercano a apenas el 0,5%.

Bice Inversiones indicó que las actividades de servicios se vieron especialmente afectadas en un efecto que podría tener una persistencia, al menos en el corto plazo, por lo que anticipó una caída cercana al 5% en noviembre, con el que estimó una expansión del PIB de 0,5% para todo 2019.

“Dado lo anterior y considerando que los efectos inflacionarios de un tipo de cambio más depreciado serían más bien de corto plazo, creemos que el Banco Central de Chile realizará un nuevo recorte de al menos 25pb en su reunión de diciembre y dejará espacios a recortes adicionales durante el próximo año”, dijo Bice.

Scotiabank señaló que en noviembre se verá con mayor claridad la incidencia negativa de la semi-parálisis productiva y anticipamos un registro marcadamente negativo interanual y desestacionalizado, con una caída anual no muy distinta a la vista en octubre de entre 2% y 4% anualizado.

“Dependiendo de cuanto dinamismo haya recuperado la economía en noviembre, estimamos que el crecimiento del PIB 2019 se ubicaría en el rango 0,5-1,5% a/a peor al piso del rango inicialmente estimado por nosotros entre 1,5% y 1,8%, y por debajo de la última Encuesta de Expectativas Económicas que consideraba 1,9%”, dijo Scotiabank.

Banco Santander dijo que aunque esta la cifra de octubre da cuenta de que los efectos de la coyuntura en la actividad económica estuvieron por sobre lo esperado, los datos preliminares de noviembre –la generación eléctrica cerró en -0,1% a/a versus -1,6% en octubre, y el comercio exterior a la tercera semana muestra una contracción algo menor al mes anterior– permiten prever una recuperación en el margen, con un Imacec que se ubicaría entre -1,5% y -2%.

“Esto resulta coherente con un rebote en algunos servicios que se vieron especialmente afectados durante las primeras semanas del estallido social, como transporte y actividades de esparcimiento. Este resultado nos lleva a revisar nuestra proyección de crecimiento para el año, pasando del rango 1,5%-2% hasta 1%-1,5%”, sostuvo Banco Santander.

/psg