Tras el primer día de intervención del Banco Central en el mercado cambiario, el dólar retrocedió más de $6 en el cruce local, pero aún se mantiene por sobre los $800.

Así, el billete verde terminó la sesión con una caída de $6,70, ubicándose en $803,30 vendedor y $803,00 comprador.

Cabe destacar que en sus primeras operaciones de la mañana la divisa alcanzó a tocar los $796,93 y, con posterioridad, tocó máximos de $809.

Cesar Valencia, analista económico de Alpari Chile, comentó que “observamos una disminución importante en la volatilidad entre el precio máximo y mínimo (poco más de $10), lo que es bastante menor a los $30 que se produjeron en los días más volátiles”.

Desde ese punto de vista, “podemos destacar que la intervención del Banco Central está generando los resultados esperados por el ente emisor”.

En ese sentido, recordó que el Central “busca con esta intervención una disminución en la volatilidad diaria, más que una caída en el tipo de cambio, debido a que no son factores que ellos puedan influenciar en demasía”.

De todas maneras, agregó el experto, “los riesgos continúan latentes a nivel interno mientras la violencia no desaparezca por completo, además, los datos macroeconómicos de la economía chilena comienzan a ser peores a lo esperado, lo que pone incertidumbre respecto de cuanto será la desaceleración real que experimentaremos”.

Por último, dijo Valencia, “vemos que a nivel internacional hoy fue un día de incertidumbre, dado que China y Estados Unidos no avanzaran en las negociaciones de fase 1”.

Entonces, a pesar de la intervención del Banco Central, “el peso chileno en el corto plazo tiene mayores factores de depreciación que apreciación. Por lo que su resistencia de corto plazo se ubica en $810 y su soporte en $796”, concluyó el analista.

/psg