Lo que ha pasado en nuestro país, es algo nada nuevo, llevamos más de cuatro décadas en la misma situación, especialmente en el tema de pensiones, y por mucho que se intente negociar unos pesos más, aún es terrible saber que sólo los de más de 80 años podrán comer algunos días, y los de menor edad tendrán que hacerlo en forma más distanciada.

En que país estamos viviendo, cuando sólo el 1% de los más ricos se llevan el pedazo más grande de la torta y los demás sólo los restos que ellos dejaron. Al parecer el bastión del país, era sólo de papel y con una brisa se derrumbó todo como una hoja que cae de un árbol hermoso pero que por dentro estaba podrido.

Las pensiones en nuestro país, son una vergüenza nacional que todos conocemos, y muy pocos están dispuestos a mejorar, porque va más allá de los gobiernos de turnos y que muchos políticos por seguir una doctrina partidista, no son capaces de resolver, porque para ello se requiere “conversar, dialogar” y la clase política no está dispuesta a ello, porque primero están sus ideologías añejas y destructivas, antes de pensar en los pensionados de ayer hoy y del mañana.

Si vemos que la discusión por aumentar las pensión básica solidaria y el aporte previsional solidario, termina en discusiones baratas por unos pesos, que podemos esperar de ayudar a la clase media, que recibe pensiones de miseria, y produce indignación los sueldos millonarios, de los diputados y senadores, jueces y otros, que reclaman porque moralmente debiesen bajarlos, estamos en el peor de los mundos y son quienes elegimos para representarnos nos utilicen sólo para su propio bienestar y no nos defiendan por los abusos como son las paupérrimas pensiones.

Por último, un llamado a considerar que las personas reclaman porque no quieren más abusos por parte de quienes nos suben, los remedios, el transporte, la alimentación, la educación y cuando se debe subir las pensiones sólo aluden que no están dadas las condiciones, y eso se traduce en miseria para los adultos mayores, que al menos merecen un ingreso mínimo como pensión, después de haber contribuido a dar lo mejor para el país.

 

Margot Guerrero Bruner

Asesora Previsional

Corredor de Seguros

www.margotpensiones.com