Aunque el polémico video que estrenó la Campaña de Derechos 2020 de la Defensoría de la Niñez fue bajado de sus plataformas, sus repercusiones continúan. Y es que el mensaje contenido en la canción “El llamado de la naturaleza” sobre empoderarse y “saltarse todos los torniquetes” no fue bien visto por las personalidades de Chile Vamos.

Durante la tarde del viernes la Defensoría anunció en una declaración pública que decidieron bajar el vídeo de sus redes para “evitar que los derechos de los niños, niñas y adolescentes(…) sea relegado de la visión y discusión país” . Aun eliminado, podrían haber consecuencias para la defensora Patricia Muñoz.

Muñoz, quien ha sido fuertemente cuestionada, será una de las protagonistas de la campaña ideada por la agencia Hueso Santo, que ganó la licitación realizada en septiembre. Ya que, de los 21 videos comprometidos por la empresa publicitaria, 5 de ellos serán específicamente destinados a la labor de Muñoz. Son 4 categorías divididas en “Mi historia, Defensora de la Niñez, Aquí nosotros hacemos las preguntas y Mis derechos”.

Según el plan estratégico, Muñoz podría mostrar un resumen periódico de su trabajo en intervenciones en el Congreso, en la prensa o en actividades académicas mediante una entrevista realizada por un NNA (niño, niña, adolescente).

Así, se realizarían 5 videos de entre 60 y 90 segundos cada uno en los que Muñoz sería la protagonista. Misma cantidad que tiene, por ejemplo, la categoría “Mis derechos”, donde se presentan 1 o 2 derechos de los NNA por filme. Además, Hueso Santo diseñará 7 piezas infográficas en la que una de ellas retratará el trabajo de Patricia Muñoz en general.

Existen otras 4 compras, además de la gran campaña, realizadas por la Defensoría a Hueso Santo en este año, con un total de $55 millones. Estas incluyen videos animados sobre funciones de la Defensoría de la Niñez y de un estudio de opinión de los NNA, un canal de contenidos en Youtube y los subtítulos y lengua de señas para cada uno de ellos. En resumen, durante el 2020 la única agencia responsable de las campañas comunicacionales de la Defensoría es Hueso Santo, junto a Merced, misma que hace unos años trabajó para los diputados Boric y Jackson.

El presupuesto total de este año para campañas publicitarias es de cerca de $130 millones y dobla al del año anterior en el que se gastó poco más de $62 millones en un total de 7 compras, a tres agencias diferentes. Felicidad, una de las compañías que participó en la licitación actual, fue la encargada del plan comunicacional 2019, mientras que los otros gastos fueron destinados a Comunicación Puente y Beardmen Negocios Digitales.

Los acusaciones a Muñoz por realizar “proselitismo político” en menores de edad escalaron hasta la Contraloría. Esta última, presentó un oficio al organismo para “conocer el proceso de compra, montos y si, finalmente, se cumple con los principios de la administración en dicha campaña” tras las más de 270 denuncias que planteaban que la Defensoría habría incluido mensajes desapegados de su labor.

Desde el Congreso, los parlamentarios de Chile Vamos buscan consecuencias más radicales. Diputados de RN y la UDI impulsan desde el martes un proceso para destituir a la Defensora de la niñez para el que se necesitan 52 firmas. Los RN Tomás Fuentes, Camila Flores, Miguel Mellado y Álvaro Carter (UDI) afirman que cuadraron a sus bancadas y tienen comprometidas las firmas requeridas, que corresponden a 1/3 de la Cámara Baja. La solicitud contaría, también, con el apoyo de los diputados DC Miguel Ángel Calisto y Jorge Sabag.

Con ellas, procederán a presentar un escrito ante la Corte Suprema la próxima semana, ya que durante este fin de semana el texto será revisado por sus abogados.

Tanto Fuentes como Mellado señalan que el documento no solo se centrará en el polémico video titulado “El llamado de la naturaleza”, sino que también ahondará en el “activismo de Muñoz desde que arribó a su puesto en junio de 2018”.

Las gestiones van más allá. Durante la mañana del viernes un grupo de diputados del oficialismo, entre ellos, Karin Luck (RN), Camilo Morán (RN), Eduardo Durán (RN) y Jorge Alessandri (UDI), acudieron a la UNICEF para solicitar un pronunciamiento oficial sobre la campaña de la Defensoría, argumentando que “incita a la insurrección y desobediencia civil”. Por medio de una carta entregada al representante del organismo en Chile, Paolo Mefalopulos, los parlamentarios buscan determinar si hubo “vulneraciones de los derechos de los NNA y si en dichos actos se envuelve una utilización política de este sector de nuestra población y una legitimación de la violencia como forma de manifestación”.

En la carta, firmada también por María José Hoffmann, los diputados establecen que el video emitido en redes sociales “constituye una abierta falta de orientación acerca de lo que debemos entender por políticas de promoción y protección de los derechos de la niñez”. Y sobre el actuar de la Defensora de la Niñez, declaran que “ha sido del todo erráticano solamente en este caso, sino también a partir de otras actuaciones con funestas repercusiones a nivel político y social”.

Desde las oficinas de la UNICEF, el diputado Durán señaló que “la Defensora de la Niñez ha elegido defender su propia ideología política en lugar de defender a los niños, niñas y adolescentes de nuestro país. Es incomprensible cómo una autoridad de esta envergadura hace un llamado a la incitación, a la violencia, al desorden social”. Por su parte, Álvaro Carter declaró que Muñoz “ha dejado de lado su misión de defender a los niños y se ha dedicado más a hablar de política y a hablar en contra del Gobierno”.

/gap