El ministro de Hacienda, Ignacio Briones, admitió hoy que la posibilidad de una recesión en la economía -algo no visto en el país desde la crisis subprime- no se puede descartar, aunque se manifestó confiado en una recuperación de la actividad luego del plan de reactivación que anunció ayer en la tarde el gobierno.

Recesión “es una palabra dura, pero nosotros tenemos que hablar con realismo. Esa opción no es descartable, para nada. De hecho nosotros esperamos un noviembre malo, también negativo (…) vamos a tener un cierre de año malo, negativo”, declaró Briones en una entrevista con Radio Duna.

“Claramente esa es una opción que es una probabilidad que no es descartable y por eso es que nosotros también quisimos salir con mucha prontitud y con mucha fuerza en este plan de protección del empleo, reconstrucción y reactivación para anticiparnos a los hechos”, agregó.

Luego que el Banco Central anunció un desplome de 3,4% en la actividad económica en octubre, en el mayor retroceso del Imacec desde la crisis subprime hace una década, Briones anunció -junto con los ministros Gonzalo Blumel, María José Zaldívar y Lucas Palacios- un plan económico por US$5.500 millones, con un aumento del gasto público que será financiado con endeudamiento y ahorros para fomentar la creación de empleos, de forma directa o indirecta vía el apoyo a inversión pública, así como a proteger a las Pymes.

Antes de hacer el anuncio ayer en la tarde, Briones corrigió a la baja la proyección de crecimiento de 2019 a un 1,4% y para 2020 a un rango de entre 1% y 1,5%.

/psg