El intercambio de palabras entre el gobierno y el Ministerio Público sigue sumando nuevos episodios.

Ayer el subsecretario del Interior, Rodrigo Ubilla, señaló que “muchas veces el Ministerio Público no nos acompaña”, en relación a la recopilación de información para investigar las causas.

Hoy fue la máxima autoridad de dicha institución, el fiscal nacional Jorge Abbott, quien se refirió a esta situación.

En entrevista con Radio Cooperativa, y consultado por las palabras de los personeros de gobierno, afirmó que “desgraciadamente vemos con preocupación que se trata de llevar a sede penal un conflicto de carácter social y político, cuyos responsables no han tenido la capacidad de poder solucionar”.

Además añadió que “la realidad desmiente los hechos. Nosotros hemos pasado a control de detención a más de 30 mil personas, hemos formalizado a más de 20 mil, tenemos más de dos mil personas en prisión preventiva”.

“Muchos de estos detenidos se producen en momentos en que hay una convulsión importante, una manifestación en que se toman 50 o 60 personas detenidas. Y el antecedente que le llega al MP tiene poquísimos elementos como para poder imputar a una persona un acto determinado”, agregó Abbott.

A modo de ejemplo, señaló que “en un parte policial que pasan a 50 personas detenidas porque las encontraron dentro de un establecimiento comercial, pero no dicen exactamente qué conductas en particular estaban realizando cada una de esas personas. Y los jueces tienen la obligación de resolver en base a estándares relativamente estrictos, más allá de toda suma razonable”.

Volviendo a las críticas del Ejecutivo, sostuvo que “el subsecretario del Interior y los ministros del Interior de todos los gobiernos, cada vez que hay un procedimiento policial exitoso, aparecen junto con las policías, a veces con los fiscales (…) pero cuando hay fracasos o teóricamente críticas, no, es el Ministerio Público. Es decir, las utilidades las hace el Ministerio del Interior y las pérdidas, el Ministerio Público”.

“Algunas afirmaciones que parten de una ignorancia realmente increíble: un senador de la República me decía ‘los fiscales tienen que estar en el sitio del suceso para ordenar las detenciones’; eso es no entender nada cómo funciona el sistema”, sentenció el persecutor.

Señaló que desde el 20 de octubre “fijamos criterios de actuación obligatorios para todos los fiscales, en términos de ser muy rigurosos en pedir prisión preventiva respecto a quines tienen antecedentes anterior, no terminar las causas en la primera audiencia, en las suspensiones condicionales tener la prevención de consultar con los querellantes”.

/psg