En línea con las expectativas del mercado, el Instituto Nacional de Estadísticas (INE) informó esta mañana que el Índice de Precios al Consumidor (IPC) anotó una variación mensual de solo 0,1% en noviembre. Esto, pese a la fuerte alza que ha tenido el dólar desde que inició la crisis social el pasado 18 de octubre.

Así, el índice de inflación ha acumulando una subida de 2,9% en lo que va del año y de 2,7% en doce meses.

Al respecto se refirió esta mañana el ministro de Economía, Lucas Palacios, quien sostuvo que “todavía no hemos visto un rebrote importante de la inflación fuerte porque la inflación es el costo de la vida, y como en este último tiempo ha habido poca transacción, todavía hay mucha existencia, mucha mercadería que no se ha vendido”.

Dicho eso, señaló que “hacia enero y febrero podemos ver una presión inflacionaria que va a depender en parte importante de la trayectoria del dólar”. Lo anterior, ya que el 60% de la canasta básica que mide el IPC está compuesta por productos “influidos por el valor del dólar”.

“Por eso fue tan importante la señal que dio el Banco Central de intervención de US$20 mil millones para poder contener la volatilidad del dólar y de esa forma poder mantener dentro de ciertos límites razonables lo que es la inflación”, recalcó Palacios.

Por último, el secretario de Estado recordó que “de aquí a dos años el Banco Central está estimando una inflación que converge en el 3%”, por lo que afirmó: “(La inflación) todavía no es algo de lo cual haya que preocuparse demasiado si es que se mantienen en ciertos niveles estos indicadores”.

/psg